En el artículo anterior se comentó el peso específico que tienen los agroinsumos en la estructura de costos. Para atender lo anterior, en el 2010 FIRA diseñó el Programa Especial de Apoyo a la Compra Consolidada de Fertilizantes, denominado Profértil, con el propósito de atender las necesidades de los productores y poner a su disposición un esquema de financiamiento expedito para la compra de fertilizantes.

Desde sus inicios, el programa mostró ser un instrumento efectivo de apoyo para los productores primarios por las ventajas de compra en común de fertilizantes, permitiéndoles disponer de los mismos de manera oportuna a costos competitivos y bajo un esquema de administración de riesgos que reduce la posibilidad de incremento de precios y asegura la calidad de los productos que se adquieren.

Ante el éxito del esquema y las ventajas que representan las compras consolidadas de insumos para la producción agrícola, a finales del 2013 Profértil amplió su cobertura apoyando, además de la compra de fertilizantes, el financiamiento para la adquisición de semillas y otros insumos agrícolas, como herbicidas e insecticidas.

En el noroeste del país, por ejemplo, una fortaleza de la agricultura que hace posible impulsar programas como Profértil es su estructura soportada por un amplio número de organizaciones de productores, empresas privadas que participan en el financiamiento formal, bancos y otros intermediarios financieros no bancarios así como fondos de aseguramiento, empresas comercializadoras de granos y proveedores de insumos.

Gracias a este grado de desarrollo empresarial agrícola en el noroeste del país, durante el 2013 se operaron financiamientos por 895 millones de pesos a través de 74 organizaciones de productores y empresas de servicios que apoyaron a cerca de 8,000 productores. Para el 2014 se colocaron más de 1,400 millones de pesos con la participación de nueve bancos y sofomes en beneficio de 100 organizaciones y en apoyo de 12,500 pequeños productores. Esquemas como Profértil hacen que sea posible impulsar el crédito para la compra de insumos, lo que representa el inicio del financiamiento para el ciclo agrícola.

Los recursos que se otorgan al amparo de Profértil se pueden disponer como capital de trabajo, créditos prendarios o reportos de certificados de depósito destinados a la compra consolidada o compra en común de insumos agrícolas. Para acceder al programa, los interesados solicitan a los intermediarios financieros que operan con FIRA la autorización de sus líneas de crédito para acceder al financiamiento de la compra de insumos.

Los retos para elevar la productividad en la agricultura demandan la atención de todos los participantes en el sector, por lo que es necesario continuar innovando para aprovechar mejor las tecnologías disponibles, modernizar la infraestructura y diseñar, entre otros, esquemas que apoyen la reducción de costos de producción para mejorar el ingreso de los productores rurales promoviendo, a su vez, una agricultura con menor impacto ambiental.

*Oscar Bustamante Ruiz es director regional del Noroeste en FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]