Históricamente en México, la oferta total de carne de bovino está compuesta en su mayor parte por la producción nacional. En el 2018 se estima que la oferta total será de alrededor de 2.17 millones de toneladas, de las cuales 90.3% tiene como origen la producción doméstica. El restante 9.7% proviene de importaciones, las cuales podrían ascender a 210,000 toneladas

Por otra parte, se estima que las exportaciones sean de alrededor de 295,000 toneladas, es decir, 13.6% de la demanda total de este cárnico.

Los sistemas de producción de carne de bovino a nivel nacional varían entre las diversas regiones del país en función de la disponibilidad de recursos como forrajes y agua; dicha disponibilidad ha provocado la división de la producción pecuaria en tres fases específicas: la cría, preengorda y finalización.

La cría de becerros es la fase inicial de la producción ganadera y ésta atiende fundamentalmente dos mercados: la exportación de ganado en pie a los Estados Unidos, que es realizada principalmente en Chihuahua, Sonora, Coahuila, Tamaulipas y Durango, y la producción de becerros para el mercado nacional que se da principalmente en los estados del sur y sureste del país como Veracruz y Chiapas y en el centro occidente como Jalisco entre los principales productores. Esta etapa va desde el periodo de preñez de la vaca hasta el destete del becerro.

El preengorda es la segunda etapa de la producción de ganado y se realiza en las zonas con disponibilidad de forrajes, generalmente donde se da la cría; esta etapa va desde el destete del becerro hasta alcanzar un peso de hasta 380 kg y se le conoce como media ceba.

Y la finalización, que es la última etapa de la producción del ganado, la cual se realiza en las zonas con disponibilidad de granos, generalmente centro–norte del país. Esta etapa finaliza cuando el becerro alcanzó el peso para sacrificio.

La mayor producción de ganado bovino se concentra en las entidades con mayor disponibilidad de pastos y en las zonas de producción de granos, la cría de becerros tiene lugar en el sur-sureste del país y las actividades de engorda se desarrollan en los estados del norte, por la ventaja de la cercanía con EU.

En la columna del día de mañana comentaremos con mayor amplitud como con programas de asistencia técnica especializados para incrementar la productividad y a su vez la rentabilidad de los ranchos ganaderos, los productores puedan acceder a mejores precios de venta y financiamiento formal a través de la banca.

*Noel Loya Gallegos [email protected] y José Luis Herrera Durán [email protected] sustentan el cargo de Subdirector Regional de Promoción de Negocios de FIRA en el Sureste y Especialista de FIRA en la Residencia Estatal de Chiapas, respectivamente. “La opinión aquí expresada es de sus autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.