En los últimos años, la tasa de crecimiento en la producción de cultivo de camarón, ha superado el crecimiento de la producción de captura

Información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura indica que la producción mundial de camarón en el 2016, fue de 8.6 millones de toneladas, mientras que la producción de acuicultura representa 60 % de la producción mundial.

Para el 2019 se espera que la producción de camarón de acuicultura continúe en crecimiento, principalmente en países del sureste asiático como India, Vietnam, Indonesia y China, donde se concentra más de 86 % de la producción de camarón de cultivo.

En América Latina, se espera en el 2019 un crecimiento en la producción para los principales países productores de camarón cultivado: Ecuador (480.000 toneladas); México (178,000 toneladas), y Brasil (80,000 toneladas).

Según el analista de Rabobank, Gorjan Nikolik, la baja en los precios del camarón obedece al aumento en la oferta productiva de India, Ecuador, Indonesia y Vietnam, y a un menor crecimiento en las importaciones de China.   Esto significa un menor margen de ganancia, dado que los costos de los insumos no disminuyen. Lo anterior implica un reto para mejorar la eficiencia en el cultivo y mantener márgenes.

Por su parte, el gobierno de Ecuador anunció un programa para electrificar 45 % de las granjas para aumentar su productividad.

En ese sentido, Gorjan Nikolik señaló que la industria podría expandirse en los próximos tres o cuatro años en más de 1 millón de toneladas en Vietnam e Indonesia.

A octubre del 2018, el Servicio Nacional de Pesca Marina de la Agencia de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica del Departamento de Comercio de EU destacó que las importaciones de camarón crecieron 4.8 %, de 540 a 566,000 toneladas de octubre del 2017 al 2018. En el 2018, 36% de las importaciones las abasteció la India; Indonesia, 19%, y Tailandia 15 por ciento. Ante el incremento en la oferta de la India, Estados Unidos aumentó su consumo con un camarón más barato, el precio implícito de las importaciones disminuyó 8.4 por ciento.

México abastece 2.7% del mercado de Estados Unidos, y a diferencia de la reducción de precios de camarón de Asia, el precio implícito de las importaciones de México sólo disminuyó 3.1 por ciento. El ajuste a la baja en los precios obedece al incremento en la oferta de Asía.

Este año los precios continuarán ajustándose ligeramente a la baja, pero seguirán siendo precios atractivos comparados con los precios mínimos históricos registrados en el 2009.

En la segunda parte de esta nota, comentaré las oportunidades de negocio en el cultivo sustentable de camarón en México.

*Martín Téllez Castañeda es Especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en FIRA. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

[email protected]