El comercio internacional del grano se proyecta en crecimiento, con un volumen exportado de 187.3 millones de toneladas, lo que representaría una variación de 9% a tasa anual

La producción mundial de maíz durante el ciclo comercial 2020/21, según estimaciones de USDA, sería cercana a 1,137 millones de toneladas (mdt). Con respecto al ciclo comercial anterior, este volumen representaría un incremento de 1.8 por ciento.

Este mismo aumento se prevé para la variación anual de la superficie cosechada, mientras que el rendimiento promedio mundial se mantendría en 5.78 toneladas por hectárea.

Estados Unidos, Brasil y China liderarían la producción del grano, con participaciones esperadas de 32, 23 y 10%, respectivamente. La producción estadounidense superaría en 4.1% lo registrado el ciclo anterior, impulsada por un aumento anual de 1.4% en la superficie cosechada y de 2.8% en el rendimiento.

La producción de China se mantendría en el mismo nivel del ciclo comercial anterior, mientras que para Brasil se proyecta un incremento de 6.9 por ciento.

El consumo mundial se mantendría al alza por octavo ciclo consecutivo. En 2020/21 se alcanzaría el récord de 1,149 mdt, superando en 1.8% el récord anterior. El consumo forrajero ascendería a 731 mdt, mientras que el consumo humano e industrial se estima en 418 millones de toneladas.

Los principales países consumidores serían Estados Unidos, China y la Unión Europea, concentrando cerca del 59% del consumo mundial.

El comercio internacional de maíz se proyecta en crecimiento, con un volumen exportado de 187.3 mdt, lo que representaría una variación de 9% a tasa anual.

El incremento en la demanda reduciría el inventario final en 6.3%, el cual se ubicaría cercano a 284 mdt, el menor valor de los últimos seis ciclos comerciales.

En cuanto a los precios, durante los primeros meses de 2020, la tendencia en el precio fue a la baja. En mayo, la cotización promedio fue de 143.5 dólares por tonelada, el menor valor desde finales de 2006.

La caída en el precio reflejaba las expectativas de altos suministros e inventarios, reportadas en las estimaciones iniciales de oferta y demanda para el ciclo 2020/21.

Sin embargo, a partir de mayo, las expectativas de inventario final del grano se fueron ajustando a la baja, pasando de un escenario inicial de 340 mdt. al valor más reciente de 284 mdt.

Aunado a esto, la demanda proyectada también se ajustó al alza, por lo se observó una tendencia alcista en el precio durante la segunda mitad del año, cerrando el 2020 en 199.6 dólares por tonelada. La reducción del inventario final esperado también se ha visto reflejada en el comportamiento del mercado de futuros.

De noviembre a diciembre, los contratos con vencimiento en julio de 2021 pasaron de 169 a 189 dólares por tonelada.

En el reporte de la Bolsa de Chicago al cierre del mercado del pasado 3 de mayo, el precio de futuro para el contrato a diciembre 2021 se ubicó en 221.64 dólares por tonelada.

bustosguajardor@gmail.com