En esta segunda parte de la colaboración, se tratará de dar respuesta a las preguntas planteadas en el artículo anterior relacionadas con los retos de déficit y excedentes de maíz, así como de su rentabilidad en México.

El Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional, MasAgro, implementado por el Cimmyt, Sagarpa, FIRA y diversos gobiernos estatales, ha comprobado su efectividad para promover el incremento de la producción y alcanzar los rendimientos adecuados del maíz, mediante el diagnóstico de los predios, elaboración de programas de trabajo; establecer metas cuantificables y alcanzables; evaluar resultados; implementación de programas de mejora continua ciclo tras ciclo a través de la asistencia técnica; la consultoría y la capacitación de los productores; además de contar con crédito suficiente y oportuno que otorga FIRA a través de bancos, IFNB o parafinancieras.

En el caso de los excedentes de maíz blanco, de excelente calidad para consumo humano, se deben buscar mercados que lo aprecien y estén dispuestos a pagar esta diferenciación, tal como lo hace Venezuela, cumpliendo con los requisitos fitosanitarios para su venta a China u otros países de Europa. De no obtener resultados en el corto plazo, será necesario implementar la reconversión hacia maíz amarillo en donde somos deficitarios y considerando que los últimos años las empresas productoras de semilla internacionales y nacionales han desarrollado variedades e híbridos amarillos con muy buenos rendimientos, competitivos como los maíces blancos, pero es muy importante que estas empresas den a conocer la fenología y las necesidades durante el desarrollo del cultivo para que los productores las atiendan lo mejor posible y con ello se aseguren mejores resultados. En este periodo de transición, los apoyos económicos de Sagarpa son fundamentales para la reconversión de maíces blancos por amarillos.

La rentabilidad de la producción de maíz en las diferentes zonas en México es muy variable, depende principalmente del costo de producción que está asociado a la tecnología utilizada. Los rubros más importantes del costo son la semilla y la fertilización, por lo que es recomendable realizar compras consolidadas de éstos para obtener mejores precios y esto es posible mediante el Programa Profertil de Sagarpa y FIRA o incursionar en los programas de producción de semilla y fertilizantes.

En los programas de producción de semilla hay que partir de semillas básicas generadas por Cimmyt o INIFAP y establecer programas para su registro y certificación, como lo han venido haciendo algunas empresas particulares y organizaciones de productores.

Con respecto a la producción de fertilizantes, es recomendable emplear composteo de desechos orgánicos de origen vegetal o animal, enriquecidos con bacterias y hongos, además de la lombricultura, donde se obtiene el humus líquido o sólido, actividades susceptibles de apoyos de inversión y de tasa de interés a través de programas de Sagarpa y FIRA.

*Francisco Javier Hernández Valtierra es residente estatal de FIRA en Jalisco. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]