De acuerdo con los datos del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, con estimaciones a enero del 2015, la producción mundial del maíz es de 988.1 millones de toneladas métricas en un área cosechada de 177.86 millones de hectáreas, en donde México ocupa el quinto lugar con 23.0. Los países líderes productores son Estados Unidos, con 361.1, China con 215.5, Brasil con 75.0 y Ucrania con 27.0.

En términos de millones de hectáreas, Estados Unidos cosechó 33.64, China 37.0, Brasil 15.0, India 9.0 y México 7.0 millones de hectáreas, por lo que también se ubica en quinto lugar por superficie cosechada.

El rendimiento promedio mundial de este cereal por tonelada métrica por hectárea es de 5.6. El de México es de 3.3, mismo que lo coloca en el lugar 19, superado por países como Estados Unidos con 10.7, Francia con 10.0, Italia con 9.5 y Canadá con 9.4. En México, los rendimientos son muy variables. El promedio de Sinaloa es de 10.8 bajo condiciones de riego y el de Jalisco bajo condiciones de temporal es de 6.4 por tonelada métrica por hectárea.

Para el ciclo OI 14/15 se espera obtener una producción de 6 millones 657,824 toneladas métricas, destacando Sinaloa con una producción de 4 millones 996,502; Tamaulipas aportará 428,648, Veracruz 410,466, Chiapas 168,980, Sonora 105,195 y 548,034 toneladas métricas el resto de los estados.

En el ciclo PV 2015 se tiene proyectado obtener una producción de 17 millones 189,960 de toneladas métricas, en la que destacan Jalisco con 3 millones 238,554, el Estado de México con 1 millón 783,340, Michoacán con 1 millón 636,537, Chihuahua con 1 millón 465,956, Chiapas con 1 millón 287,757, Guanajuato con 1 millón 240,251 y 6 millones 537,564 toneladas métricas corresponden al resto de los estados.

El total de la producción estimada nacional es de 23 millones 847,784 toneladas métricas, de las cuales 21 millones 836,566 corresponderán a maíces blancos y 2 millones 11,218 a maíces amarillos. Las necesidades de consumo esperadas en el 2015 son de 33 millones 034,517 toneladas métricas; 17 millones 405,337 corresponderán a maíces blancos y 15 millones 629,180 a maíces amarillos, por lo cual se prevé un superávit de 4 millones 431,229 de maíces blancos y un déficit de 13 millones 617,962 de maíces amarillos. Si consideramos el inventario inicial que fue de 4 millones 50,280 y un inventario final de 4 millones 129,315, nuestro balance arroja un déficit de 9 millones 265,768 toneladas métricas.

El consumo total de 33 millones 34,517 toneladas métricas se integra por 12 millones 145,123 para consumo humano, 11 millones 239,174 para consumo pecuario, 3 millones 746,048 para uso industrial, 1 millón 287,917 para otros usos, 4 millones 216,256 para autoconsumo y 400,000 toneladas métricas para exportación.

Las regiones noroeste, centro oeste y sur del país tienen superávit de maíz blanco y todas son deficitarias de maíz amarillo, por lo que debemos darle respuesta a las siguientes preguntas: ¿Qué debemos hacer para disminuir el déficit de maíz en México? ¿Qué hacer con los excedentes de maíz blanco? ¿La producción de maíz en México es rentable?

*Francisco Javier Hernández Valtierra es residente estatal de FIRA en Jalisco. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]