Los resultados obtenidos en la cosecha del grano el pasado mes de marzo son alarmantes debido a la disminución gradual que se tiene en los diferentes estados productores de México

Por parte del Sistema Producto Café, se menciona que se produjeron 2.2 millones de sacos en México, lo que ha implicado abastecer el consumo interno de los clientes mediante la importación de más grano, ya que el consumo interno no ha disminuido, todo lo contrario, tiende a subir. Y es que el consumidor final del grano aromático no observa lo que ocurre en el campo cafetalero mexicano, sino que exige contar con su producto en tiempo y forma.

La situación expuesta no pasa desapercibida por parte de otros países productores de café, principalmente centroamericanos; no es novedad que los principales centros de consumo de nuestro país estén incrementando sus puntos de venta con más cafeterías.

Como en ocasiones anteriores, hemos comentado que el café es un cultivo que contribuye a la estabilidad social, económica y ambiental, pues un gran número de familias mexicanas depende de esta actividad económica, que además genera divisas de manera cíclica al país. Sin embargo, considerando los resultados que actualmente se tienen a acerca de la cosecha, estas familias tienden a buscar otras opciones para obtener ingresos que les permitan atender su alimentación y bienestar.

No todo es un escenario negativo para esta actividad económica, a la fecha se tiene un avance importante en el sector; por un lado, se reconoce por parte de la gran mayoría de los actores de la red de valor café que el problema es la improductividad en el campo, (estructura improductiva, efectos de la roya, cafetales viejos, tecnología obsoleta, inversión insuficiente, nula capacitación, etc.) y que este problema no distingue superficies, productores y zonas agroecológicas; además, esta gran mayoría coincide en que las soluciones se pueden dar a corto y mediano plazo, pero de manera integral para mejorar la productividad de los cafetales.

Es sabido que el ataque de la roya del café ha sido también el detonante que ha hecho que la velocidad de atención al sector sea más dinámico, ya que en sólo tres años, el efecto ha sido muy desfavorable.

Aun así, se reconoce el esfuerzo de productores y diversas organizaciones que han iniciado con la innovación tecnológica para atender esta problemática, produciendo planta en vivero de calidad e iniciando la renovación de cafetales de manera parcial o total de acuerdo a sus posibilidades; pero el ritmo que se requiere debe ser más acelerado a fin de poder revertir esta situación. Por esto, la participación de productores, industria, instituciones del sector, instituciones de educación, intermediarios financieros, entre otros debe visualizarse como una estrategia integral de vital importancia para lograr nuevamente posicionar a México entre los primeros lugares que ha tenido en el mercado internacional como productor, así como para atender de mejor forma su mercado interno.

*Eleazar Luna López es subdirector regional de Promoción Sureste en FIRA.

[email protected]