Los datos reportados oficialmente indican que, en el 2017, 56% de la producción nacional de papa se destinó a la comercialización en fresco, 29% a la industria y 15% para semilla. En lo que respecta al estado de Sinaloa, durante el ciclo pasado otoño-invierno 2017-2018, se registró una extensión cultivada de papa de 13,333 hectáreas, donde se produjeron alrededor de 386,000 toneladas.

La estructuración de esquemas financieros apropiados para atender esta red, representa un reto importante, ya que se requieren plazos adecuados para producir semilla certificada, así como  proteger las inversiones de corto plazo para evitar con ello, posibles pérdidas por fenómenos climatológicos como las heladas ocurridas recientemente en el noroeste del país.

FIRA cuenta con una oferta de productos para esquemas de financiamiento dirigidos a la inversión en tecnificación de riego, conducción de agua, perforación, motores y bombas, así como recursos financieros para cualquier inversión fija requerida para mejoramiento y recuperación de los suelos.

En el estado de Sinaloa, FIRA canalizó financiamientos por un total de 256.3 millones de pesos, de los cuales, 98.4% fueron para cubrir los costos de operación de la superficie sembrada, mientras la diferencia fue canalizada para conceptos de tecnificación de riego.

Como estrategia básica para ampliar la cobertura de financiamiento, FIRA atiende con crédito y asistencia técnica a pequeños y medianos productores, así como a empresas industrializadoras.

Los créditos pueden ser para apital de trabajo y otros conceptos refaccionarios, así como para incrementar la capacidad de la industria con financiamientos para realizar mejoras tecnológicas que ahorren energía y cuiden del medio ambiente, tales como establecimiento de páneles solares y energía eólica.

Y como estrategia institucional, FIRA también incluye el cultivo de la papa en un programa especial de reducción de impacto por volatilidad de precios, incentivando inversiones en en actividades como la producción primaria y la industria, esto para aumentar y equilibrar la oferta. El programa incluye un Fondo de Reserva para Pago a primeras pérdidas y también un incentivo para la reducción del costo de financiamiento, esto aplica para los  estados  donde la papa es importante por su valor de la producción.

Incentivar la producción y consumo de la papa, el cuarto más consumido por los mexicanos después del maíz, trigo y arroz, es un objetivo de interés para productores, instituciones y empresas relacionadas con este sector para tener financiamiento y esquema  adecuados.

*Manuel Felipe Blanquet Cabrera es titular de la Agencia de FIRA en Los Mochis, Sinaloa. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]