Durante 2019 los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura destinaron 2,254 millones de pesos de financiamiento para apoyar las actividades económicas en el estado, de los cuales 950 millones fueron para actividades agrícolas.

El Estado de Colima la superficie representa apenas el 0.3% del territorio nacional y tiene una población básicamente urbana, siendo menor a un millón de habitantes, solo 11.2% se ubica en áreas rurales de acuerdo al Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera 2019 (SIAP).

Su diversidad de ecosistemas y sus recursos naturales favorecen el desarrollo de cultivos perennes, que cubren el 85% de la superficie agrícola estatal de 159, 480 hectáreas.

Los productos más representativos por su valor son: el limón 26%, la papaya 20% y el plátano con 17% y junto con la caña de azúcar, los pastos, el mango, la piña y el coco representan en conjunto el 94% de la producción agrícola del estado de Colima (SIAP,2019).

Cabe destacar que Colima tiene un microclima ideal para la producción de plátano orgánico, cuenta actualmente con 3,500 hectáreas (Consejo Estatal Agropecuario del Estado de Colima); con una superficie de 400 hectáreas de papaya, 380 de café y 340 de copra con producción orgánica (SADER SENASICA, 2020).

Durante 2019 los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) destinaron 2,254 millones de pesos (mdp) de financiamiento para apoyar las actividades económicas en el estado, de los cuales 950 mdp fueron para actividades agrícolas, cubriendo todas las etapas del proceso desde el productor hasta el mercado final, 1,095 mdp para actividades relacionadas a la pesca y el resto a la ganadería y otras actividades.

Ante el efecto del Covid-19 en la entidad, con datos de FIRA de enero a junio 2020, los sectores industrial y de servicios registraron una disminución del 32%, reflejada en una menor demanda de financiamientos.

Pese a lo anterior, las actividades de comercio y servicios demandaron mayor financiamiento para las actividades de producción de alimentos agropecuarios presentando un crecimiento real del 16%, lo cual pudo incentivar a las empresas registraran una mayor venta de sus inventarios y productos sin procesar.

Paralelamente FIRA continúa apoyando créditos por 2,177 millones de pesos al cierre de junio del presente año, que representan cerca del 90% de la estimación al cierre del año.

Asimismo, para contrarrestar los efectos de la contingencia ocasionada por la pandemia, FIRA sigue atendiendo a empresas industriales y del sector servicios a través de la banca, e intermediarios financieros no bancarios, principalmente para el diferimiento de sus vencimientos de crédito, otorgándoles plazos de 6 a 18 meses para poder cubrir las amortizaciones programadas sin incrementar los costos financieros para los clientes, logrando prorrogar y evitar carteras vencidas por el orden de los 134 millones de pesos, alineado a los criterios autorizados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Si bien se han tenido algunos efectos negativos en los volúmenes de productos comercializados, los efectos del incremento en los precios de venta han compensado el ingreso de los productores.

En ese sentido, se presentan oportunidades y ventajas para la producción de alimentos, factor fundamental para la recuperación de la economía regional y nacional.

Para conocer que proyectos podemos apoyar y elaborar una precalificación, consulte la página https://www.fira.gob.mx/Nd/CalificacionCredito.jsp

*Luis Dionicio Espinoza Quintero y Juan Ramón Magaña Solorio son residente estatal y especialista de FIRA en Colima respectivamente. La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

[email protected]