En el caso de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), una de sus estrategias en materia forestal es la de impulsar programas que fomenten el desarrollo sostenible, como es el caso del establecimiento y mantenimiento de Plantaciones Forestales Comerciales (PFC) y el desarrollo de la cadena productiva forestal; para ello, en 2011 se firmó el convenio para la constitución del Fondo Nacional Forestal (Fonafor)

El Fonafor es un esquema de financiamiento y garantías para PFC, cuyo propósito es inducir el financiamiento de proyectos de larga maduración, así como la producción primaria, aprovechamiento, transformación y comercialización de productos forestales ligados a explotaciones forestales comerciales viables y elegibles para la Conafor. El fondo se conformó con un patrimonio de 1,100 millones de pesos, donde se constituyen a su vez dos fondos, uno de garantía liquida (FGL) y otro de reserva para pago de intereses (FRPI), con la finalidad de operar financiamientos de proyectos forestales con la banca de primer piso.

Este esquema es un instrumento innovador de gran aceptación por los intermediarios financieros, ya que minimiza los riesgos en proyectos forestales de largo plazo, el fondo apoya especialmente el establecimiento o el mantenimiento de plantaciones forestales comerciales tanto maderables como no maderables. El primer fondo (FGL) es un fondo de garantía líquida que se constituye para garantizar a los intermediarios financieros hasta 20% del monto del crédito, y el otro (FRPI), el fondo de garantía para pago de intereses, cubre los intereses hasta el equivalente a 10% en tasa que se genere durante el periodo de gracia del producto, es decir, hasta que la plantación empiece a generar capacidad de pago. Para los financiamientos destinados a la cadena productiva forestal, se apoya con el FGL hasta 20% del monto de los créditos otorgados. En esta categoría se contempla la extracción, transporte, transformación industrial, la comercialización de los productos forestales, entre otros.

A través del Fonafor se tienen reservados recursos de los fondos de garantía para el establecimiento y mantenimiento de 23,832 ha de PFC y el mantenimiento de otras 15,726 ha, mismas que se localizan principalmente en los estados de Tabasco, Campeche y Veracruz. Las especies forestales apoyadas son 19,000 ha de teca, 7,500 de eucalipto, 5,000 de pinus caribea, 4,100 de melinas, 3,450 de hule, 370 de bambú, entre otras.

A través de estos instrumentos financieros y de garantías, aunado a la capacitación y asistencia técnica, es posible generar oportunidades de desarrollo en poblaciones con vocación forestal, como ejemplo de ello, se encuentran las comunidades forestales de Textitlán, Ixtlán y Pueblos Mancomunados en Oaxaca, unidos para el aprovechamiento sustentable, industrialización y comercialización de sus recursos maderables, para lo cual se puede consultar el video Integradora Comunal Forestal Oaxaca , en https://www.youtube.com/watch?v=c1WnSFusYGU.

*/Mario Monárrez Macías es subdirector de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.