La ganadería bovino de carne en la región noroeste de México que comprende los estados de Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora participó en el 2014 con 16% del valor de la producción de ganado en pie, lo que representa 14,000 millones de pesos

En cuanto a la carne en canal, participó con 16.7% del valor de la producción nacional, con 15,000 millones de pesos, cifras reportadas por la Sagarpa. El hato de ganado bovino de carne reportado durante el 2013 fue de 3.3 millones de cabezas, es decir, 11% del total nacional. Sobre las exportaciones de ganado en pie, el noroeste contribuye con 34% nacional, equivalente a 139,000 cabezas durante los meses de enero a mayo del presente año.

Actualmente, la ganadería de bovino carne presenta altos precios en la venta de sus productos, así como bajos precios en las materias primas de los alimentos y una baja en el hato ganadero, lo que a su vez provoca una baja disponibilidad para la engorda y sacrificio de ganado.

Reconociendo las oportunidades o retos que se presentan en la red de ganadería bovino carne A en el noroeste del país, instituciones como FIRA han encaminado esfuerzos para propiciar el desarrollo de proveedores de ganado, a través de su articulación con la industria de la carne, con respaldo de asesoría técnica, además de financiar la preengorda en praderas o agostaderos, así como la engorda de ganado en corrales. En la fase de la transformación (valor agregado) se está participando con el financiamiento para apoyar el crecimiento y desarrollo la industria de la carne de bovino.

Como ejemplo de la articulación de la red bovino de carne, en Sonora se ha desarrollado el esquema de criador-engordador, consistente en realizar una alianza para facilitar el acceso al financiamiento de los productores, seguridad en la comercialización, uso de infraestructura adecuada y mejora genética del ganado, principalmente; los resultados son el beneficio de más de 200 productores que han engordado aproximadamente 3,700 cabezas, lo que ha representado incrementos de 15% en los ingresos por cabeza.

Un segundo esquema que se viene impulsando en otro segmento de la red es el repoblamiento del hato ganadero, con apoyos disponibles en la tasa de interés a la población prioritaria, además de apoyos para la capacitación y asistencia técnica; el impacto está con más de 200 productores y 3,300 cabezas adquiridas.

Ambos esquemas tienen el respaldo de 16 técnicos, para buscar la mejora de indicadores productivos tales como conversión alimenticia, aumento en el porcentaje de destete, disminución del porcentaje de mortalidad, entre otros, logrando en principio mejorar la productividad de los productores y homogeneizar la calidad de la materia prima, de tal forma que la industria de la carne ofrezca lo que demanda el consumidor, tanto en calidad como en precio.

El día de mañana comentaremos sobre la cartera generada, apoyos disponibles para la ganadería bovino carne y los financiamientos disponibles.

*Artemio Vázquez Aguilar es especialista de la Subdirección Regional de Promoción de Negocios de FIRA en el Noroeste. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]