De acuerdo con el valor de la producción, el maíz es el cultivo que ocupa el primer lugar en la actividad agrícola de Durango con una producción de maíz grano de 389.1 miles de toneladas y con un valor anual por 1,462.0 millones de pesos. El maíz grano presenta una superficie sembrada de 167,789 hectáreas y el maíz forrajero 64,600 hectáreas colocándose como la segunda red de valor en el estado de Durango

En la red maíz de Durango se identifican tres sistemas de producción: riego por bombeo, riego por gravedad y temporal. El riego por bombeo y gravedad se localiza en las regiones conocidas como Valle del Guadiana (Municipio de Durango), Valle de Poanas (municipio de Poanas), Canatlán y Colonias Menonitas en el municipio de Nuevo Ideal.

La producción de temporal se localiza en la  región de los llanos, municipios de Cuencamé y Guadalupe Victoria, y algunas áreas de los municipios de Durango y Santiago Papasquiaro, aunque se realiza en todos los municipios.

Se identifica que los municipios ubicados en los distritos de desarrollo rural de Durango, Guadalupe Victoria y Santiago Papasquiaro son los más productivos en el cultivo de maíz, específicamente en la modalidad de riego.

La producción de maíz bajo el régimen de temporal, se destina básicamente al autoconsumo, por lo que la producción de estas áreas llega en una proporción baja al mercado.

En Durango, las empresas más importantes que adquieren maíz para elaborar harina se ubican en Chihuahua y Monterrey. Estas empresas adquieren el maíz a través de intermediarios.

A partir del 2015, se incrementó el cultivo de maíz amarillo en agricultura por contrato para engordasen la región de La Laguna. En estos esquemas de agricultura por contrato, se induce la integración horizontal y la integración vertical, en los que se busca tener economías de escala y ser eficientes en los procesos.

Dentro de estos esquemas, una prioridad es que los pequeños y medianos productores puedan acceder de manera masificada a los productos y servicios que ofrecen las instituciones de crédito, así como a garantías y recursos financieros que instituciones como FIRA, ofrece en el sector agroalimentario y el medio rural.

Los esquemas que tienen FIRA, integran apoyos como la Garantía Fonaga (Fondo Nacional de Garantías) y la Agricultura por Contrato y Cobertura de Precios, a través de Aserca, y que en conjunto son mecanismos que les facilitan a los pequeños y medianos productores acceder al financiamiento y otros servicios que les permiten mejorar su productividad y bienestar. Se incluyen esquemas de desarrollo de proveedores que actualmente se implementan por parte de FIRA en el estado de Durango y que integran financiamiento, agricultura por contrato, cobertura de precios y asistencia técnica.

*Ana Paulina Marín es residente estatal de Durango en FIRA. “La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista odicial”.

[email protected]