Las unidades económicas de pequeña escala son reconocidas por su importancia para el crecimiento y desarrollo económico, por ser generadoras de valor agregado y por la extensiva cantidad de empleos que generan

Para los sectores industrial, comercial y de servicios del país se estiman que las micro, pequeñas y medianas empresas representan 99.8% de las unidades económicas y generan 73.8% de los empleos.

Por otro lado, para el sector agropecuario las unidades económicas familiares, en transición, con rentabilidad frágil y pujantes representan 99.7% del total.

En tal contexto, es relevante implementar y dar continuidad a las acciones de política pública que permitan apoyar el emprendimiento, la permanencia y el crecimiento de estas unidades económicas de pequeña escala.

Entre las distintas acciones para apoyarlas están las que facilitan su acceso al crédito, ya que éste puede verse limitado por varias causas,por ejemplo, la falta de garantías,al ser un requisito para el otorgamiento de un financiamiento.

Esta situación la enfrentan las unidades económicas de pequeña escala en todos los sectores de los diversos países, por lo que el sector agroalimentario y rural del país no es la excepción.

Por lo anterior, en el 2008 fue constituido el Fondo Nacional de Garantías de los Sectores Agropecuario, Forestal, Pesquero y Rural (Fonaga), con recursos del gobierno federal a través de Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a fin de facilitar que los productores que no cuentan con garantías suficientes puedan obtener un crédito a través de las instituciones financieras.

El propósito del Fonaga es mantener e incrementar el financiamiento a los sectores agropecuario, forestal, pesquero, acuícola y rural en su conjunto, así como fortalecer la cadena agroalimentaria con esquemas de administración de riesgos y la estructuración de un sistema de garantías para cubrir a las instituciones financieras de los eventuales incumplimientos de los acreditados.

Desde su creación en el 2008 a la fecha, el Fonaga ha detonado créditos por más de 194,000 millones de pesos en beneficio de más de 1.1 millones de acreditados finales únicos, que representan 35% de las unidades económicas rurales familiares con vinculación al mercado y en transición; posicionándose el Fonaga como un exitoso instrumento inductor del financiamiento en las unidades económicas de menor tamaño del sector agropecuario y rural, resultado de la complementación de recursos de la Sagarpa, la SHCP, FIRA e instituciones financieras.

Ahora bien, a fin de que el Fonaga amplíe su cobertura y atienda de una manera más especializada y eficaz a los distintos segmentos, regiones y sectores, a partir del mes de agosto del 2016, implementó nuevas categorías de garantías para facilitar el acceso al crédito de nuevos segmentos de acreditados prioritarios de la política sectorial.

De acuerdo con lo anterior, el Fonaga diversifica y reconfigura sus categorías de garantías en las siguientes 3 modalidades: básica, sectores prioritarios y especiales.

En la segunda parte de éste artículo, comentaré las categorías de garantías, los segmentos que apoyan y las ventanillas de atención a los productores del sector agroalimentario.

*Ramiro Campos Meraz es especialista en la Subdirección de Programas y Proyectos de FIRA.

[email protected]