A pesar de ser un instrumento conocido, muchas personas no saben cómo iniciar el proceso de inversión ni los beneficios de invertir en fondos de inversión. Los fondos de inversión son un vehículo para que los pequeños y medianos inversionistas puedan invertir en instrumentos bursátiles y acceder a la Bolsa Mexicana de Valores; existen diferentes mercados en los que se puede invertir, como gobierno federal y estatal, capitales, divisas y derivados.

El inversionista compra títulos de uno o varios fondos y una vez que se obtienen los recursos aportados por cada uno de los adquirentes de dichos fondos, son utilizados por las casas de Bolsa o bancos para comprar una canasta de instrumentos del mercado de valores, luego realizan la diversificación del portafolio y mantienen la estrategia de inversión del fondo.

Lo primero que se debe conocer son las principales características de los fondos de inversión como: el grado de especialización que pueden tener el fondo de inversión, el objetivo de inversión del fondo, el plazo, que puede ser corto, mediano y largo, así como identificar el perfil de inversionista y conocer la estrategia de inversión del fondo. Otro dato relevante que se debe conocer es el rendimiento de los fondos de inversión, el cual está determinado por el resultado entre el precio de compra y el de venta de los activos objeto de inversión, así como de la valuación de los mismos y de los gastos que genera el fondo para llevar a cabo sus servicios administrativos.

El objetivo de los fondos de inversión es ofrecer mayores rendimientos que los que ofrecen los productos bancarios tradicionales. Algunos de los principales beneficios de invertir en fondos son los siguientes:

1.- Menor costo de entrada al mercado de valores: Las personas pueden iniciar su inversión desde montos relativamente bajos comparados con los recursos invertidos directamente en diferentes instrumentos.

2.- Diversificación: Los fondos están conformados por diversos instrumentos, lo que ayuda a mitigar las variaciones por movimientos propios del mercado, sin dejar de brindar la posibilidad de obtener rendimientos.

3.- Administración profesional: No todos los inversionistas cuentan con el tiempo o los conocimientos requeridos para participar por cuenta propia en el mercado de valores, por lo que dicha tarea y habilidad queda en manos de los profesionales.

4.- Disponibilidad: Es la liquidez de acuerdo con las necesidades de los clientes, permitiéndoles retirar su dinero con facilidad.

5.- Transparencia: Los fondos están regulados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, su información es pública y de fácil consulta en Internet, periódicos y publicaciones especializadas.

6.- Fácil acceso: Los recursos permanecen invertidos hasta que el inversionista los requiera.

Los mejores fondos son aquellos que se ajustan al perfil y necesidades de cada persona. Al invertir en fondos de inversión, el dinero se mantendrá siempre activo para dar rendimientos o ganancias de manera segura. Hay que recordar que tener el dinero estático no siempre es seguro, ni tampoco es la mejor manera de ahorrar.

La autora es Associate Client Servicing en BBVA Bancomer.