En la introducción a esta nota comenté que la industria de la carne en México enfrenta altas y bajas de precios de sus proveedores de ganado para engorda, movimientos derivados de múltiples factores tanto internos como externos, los cuales afectan la oferta y demanda del producto.

Sin embargo, existen herramientas que permiten a las empresas minimizar el impacto negativo de la variación de precios. Una de estas alternativas es la compra de coberturas de precios mediante la compra de opciones. Las opciones ofrecen a su propietario el derecho a comprar (call options) o vender (put options) un activo determinado a un precio fijo en algún momento en el futuro.

Las coberturas (opciones) pueden ayudar a cumplir varios propósitos, como por ejemplo:

1. Neutralizar el efecto de altas y bajas en los precios.

2. Proteger contra bajas de precios el valor de los inventarios.

3. Ofrecer un medio para estabilizar los márgenes de ganancia.

4. Dar flexibilidad de manejo; es decir, dar la ventaja de poder acudir al mercado de futuros, como una alternativa al mercado de físicos.

Para los intermediarios financieros que atienden con créditos al sector agropecuario del país, manejar coberturas de precio es sinónimo de certidumbre financiera, pues ven en las empresas que usan este tipo de instrumentos mayor posibilidad de que obtengan los resultados proyectados por las mismas desde el inicio de sus proyectos. Esto facilita el flujo de recursos hacia el sector y habla de un mercado financiero en México, que avanza cada día más rápido hacia una cultura generalizada de administración de riesgos.

Tratando de ejemplificar la operación de compra de opciones put para ganado bovino finalizado (live cattle) en el mercado de futuros, se tendría lo siguiente:

Aunque existe un cambio constante tanto en el precio de ejercicio o precio a cubrir como en el costo de la prima, es posible hablar de lo que está pasando en el mercado en determinado momento.

Cubrir precios de venta para el mes de abril del 2015 significa adquirir opciones put que asegurarían un precio mínimo de venta del producto ganado finalizado de 52.6 pesos por kilogramo si la cobertura se hubiera adquirido el 26 de diciembre del 2014. La adquisición de la opción de venta (put) sobre el producto carne de bovino finalizado (live cattle) concede a su poseedor el derecho de venderlo a ese precio de ejercicio fijo, ya sea en la fecha futura predeterminada (abril 2015) o antes de ésta.

Las opciones pueden adquirirse a través de diferentes corredurías nacionales o extranjeras y es una negociación entre particulares; es decir, entre éstas y las empresas interesadas en cubrirse.

Ariel Argueta Sánchez y Jerges Trujillo Batiz son especialista y subdirector de la Subdirección Regional de Promoción del Norte de FIRA, respectivamente. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected] y [email protected]