La entidad del sureste del país cuenta con una superficie aprovechada en granos básicos de 218,671 hectáreas, de las cuales el 80% están dedicadas al cultivo de maíz y el resto a la soya

Debido a la gran riqueza natural que posee el campo campechano, esta entidad se está consolidando como una de las principales potencias de producción de granos básicos (principalmente maíz blanco y soya) en el sureste mexicano.

El estado de Campeche destaca como uno de los principales productores y proveedores de maíz y soya de la Península de Yucatán, ya que cuenta con las condiciones climatológicas de producción e infraestructura para lograr la distribución de los productos a su principal destino que es Yucatán.

Campeche cuenta con una superficie aprovechada en granos básicos de 218,671 hectáreas (ha), de las cuales el 80% están dedicadas al cultivo de maíz y el resto a soya, asimismo en once municipios del estado se cultiva el maíz y en cinco municipios se cultiva la soya.

Por otro lado, también se destaca que solo el 10% es sembrada bajo condiciones de riego, reflejando una oportunidad para incrementar la superficie bajo este régimen y con ello incrementar los rendimientos en los cultivos (SIAP – SADER 2019).

De los cinco estados que conforman el sureste de México, el 22% de la producción de maíz es aportada por Campeche con rendimiento promedio de 2.6 ton/ha con máximos registrados de 5 ton/ha en régimen de temporal; también en la soya aporta el 66% de la producción con rendimientos promedio de 2.3 ton/ha y máximos registrados de 3.2 ton/ha, en el mismo régimen (SIAP – SADER 2019).

Al interior del estado, el municipio de Hopelchén aporta el 40% y 72% de la producción maíz y soya, respectivamente, destacando que son los productores de las comunidades menonitas quienes cuentan con la mayor superficie sembrada y cosechada de estos cultivos con aproximadamente 85,000 hectáreas (SIAP – SADER 2019).

Campeche destaca en su producción de maíz y soya a nivel sureste. Es importante señalar que es posible mejorar y elevar la productividad de estos cultivos a través de esquemas que logren la inclusión financiera en comunidades de alta marginación, asesorías y capacitaciones a productores, aprovechar mejor los recursos naturales y buscar de manera paulatina la transferencia de tecnologías que permitan optimizar el proceso desde la producción hasta su comercialización.

Actualmente los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) a través de los intermediarios financieros bancarios, donde se facilitan créditos y apoyo a los productores de maíz y soya con un financiamiento que alcanzará  566.12 millones de pesos al cierre del 2020 y también con asistencia técnica especializada por medio del Programa de Desarrollo de Proveedores, el cual está enfocado a incrementar el rendimiento, disminución de costos y mejorar la calidad del grano en maíz blanco, logrando a la fecha la incorporación a este programa especial un total de 2,825 hectáreas y la participación de 125 productores.

Campeche, por su ubicación y condiciones naturales, es uno de los estados con mayor participación en la producción de granos básicos en la península, presentando una oportunidad de inversión ya que, con el acompañamiento técnico a los productores, se busca incrementar los rendimientos, teniendo en cuenta el equilibrio económico y ecológico de la región, en beneficio social para sus productores.

*Guerson Aguirre Cabrales es promotor de FIRA en la Agencia Campeche. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

gaguirre@fira.gob.mx