Los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura, (FIRA), desde su creación en la década de los 50, ha sido un importante artífice para enfrentar el reto de estimular la participación del capital en la laboriosa tarea de la inclusión financiera de las empresas del sector agropecuario

En el transcurrir de los años ha echado mano de las distintas estrategias, metodologías y recursos con los que ha contado; para otorgar, fondeo y garantías a los intermediarios financieros, certeza a los productores y el desarrollo de una cultura financiera; para sortear las dificultades que presentan los cambiantes escenarios en la agricultura.

De esas distintas estrategias que se han utilizado, en todas ellas va incrustada la palabra innovación. En una definición simple y llana, innovación es la creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado. Es decir que, sin ésta, no sería posible trascender en el cumplimiento de objetivos, ni se podría visualizar el futuro con nuevas metas, como lo exige la economía global.

Apoyado en ello, en FIRA se lleva a cabo un trabajo puntual alineado al Plan Nacional de Desarrollo, las políticas públicas relacionadas con el sector agroalimentario, los ofrecimientos de organismos internacionales; con los cuales se busca atender las necesidades que demanda el crecimiento del sector. Por lo tanto, se han diseñado programas y garantías que robustecen el portafolio de productos, que busca detonar el crecimiento en: colocación de créditos otorgados a la población objetivo, incremento de crédito a los beneficiarios finales, la importante participación de garantizar la equidad de género, con una significativa intervención en proyectos sustentables y sin dejar fuera la relevante asesoría técnica.

En congruencia con el objetivo 5° del Plan Nacional Hídrico, se cita: “Asegurar el agua para el riego agrícola, energía, industria, turismo y otras actividades económicas y financieras de manera sustentable, así como la necesidad de Generar instrumentos financieros acordes a las necesidades y capacidades de las unidades de producción agrícola”, FIRA participa en la creación del Fonagua para impulsar la inversión y el financiamiento de proyectos que modernizan y rehabilitan la infraestructura hidroagrícola. Estableciendo condiciones favorables para los productores con: montos mínimos de aportación al proyecto de inversión, otorgando diferentes tipos de garantías de recuperación de crédito para que los intermediarios financieros que participen en el crédito asuman un riesgo menor, con una cobertura de 20% del saldo del crédito hasta su vencimiento, además se bonifica 200 puntos base a las tasas de interés y se apoya en 50% del costo en la elaboración de estudios.

En la siguiente entrega comentaré otros programas que impulsa FIRA para el cumplimiento de su misión.

*Mario Alberto Tapia Ramírez es especialista en la Subdirección de Desarrollo de Productos y Servicios.

La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]