En la primera parte abordé las ventajas de la diversifiación en las empresas. En esta segunda parte, me enfocaré en resaltar los resultados de las promociones que se han logrado y los retos que se tienen para lograr el crecimiento en las pequeñas, medianas y grandes empresas de la región de la Ciénega en estado de Jalisco

En la región Ciénega del estado de Jalisco, FIRA, entidad de fomento originada en el Banco de México para impulsar el desarrollo del sector agroalimentario y rural, promueve la diversificación de cultivos como los granos básicos a otros con mayor potencial como pueden ser el limón persa, berries y chile morrón, ello, derivado de las favorables condiciones edafológicas y climáticas en esta región.

Las empresas familiares catalogadas como grandes empresas iniciaron ya esta estrategia de diversificación desde hace varios años, resaltando empresas enfocadas a la producción avícola y lechera que también se dedican a la cría y engorda de porcinos y ovinos además del procesamiento y venta al consumidor final a través de centros de distribución (diversificación relacionada).

Recientemente empresas enfocadas en los comercializadores de insumos agrícolas implementaron la estrategia de diversificación al iniciar con la producción de berries y chile morrón en invernadero y otras más con limón persa como nuevos cultivos estratégicos y de alto potencial.

El reto es que las empresas pequeñas y medianas que se dedican a la producción de granos básicos desde hace varios años y que tienen consolidado el proceso de producción y comercialización, inicien con la diversificación a cultivos con mayor rentabilidad de manera paulatina previa negociación con la empresa tractora para identificar la calidad y volumen que requieren, tal es el caso de la red limón persa.

En esta red de valor, el municipio de Atotonilco el Alto que pertenece a la región Ciénega donde hay varios empaques que comercializan con mercados internacionales que demandan fruta de alta calidad, existe la posibilidad de vincular productores y empresas a través de un Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP) donde con los recursos y apoyos de FIRA puede igualmente implementarse un esquema de financiamiento para los productores con huertas que cubren la calidad que requieren las empresas comercializadoras.

Este proceso de diversificación se fortalece aún más si en la etapa de establecimiento y desarrollo, el empresario es acompañado con un asesor técnico que defina el componente tecnológico para lograr la calidad que la industria tractora requiere, garantizando con ello un valor agregado, así como una mejora en el precio y rentabilidad del negocio.

El reto de instituciones como FIRA es seguir promoviendo la diversificación de negocios rentables con Programas de Desarrollo de Proveedores, a fin de garantizar la continuidad del negocio establecido por las pequeñas y medianas empresas familiares, así como el desarrollo de la región mediante la integración de estrategias de diversificación y administración de riesgos y esquemas de financiamiento acordes a las necesidades de las empresas del sector rural.

*Beltario Vázquez Aguilar es promotor de la Agencia Ocotlan. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

[email protected]