La Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación reporta en los últimos cinco años una producción nacional promedio de 1.04 millones de toneladas de frijol con más de 70 variedades, donde destacan frijoles claros, negros, pintos, flores y otros de color

En cinco estados se genera 66% de la producción (Zacatecas, Durango, Chihuahua, Sinaloa y Chiapas).

La superficie sembrada presenta una tendencia a la baja al pasar de 1.8 millones hectáreas (ha) en el 2005 a 1.67 millones en el 2015, posicionándolo como el tercer cultivo más importante en superficie sembrada, después del maíz grano y sorgo grano.

Más de 85% se siembra bajo condiciones de temporal, lo que ocasiona variaciones anuales en el rendimiento, y, al no haber un precio de referencia, éste se rige por la oferta y la demanda.

El estado de Zacatecas es el principal productor de frijol. En los últimos cinco años se sembraron en promedio 585,000 ha, con una producción total de alrededor de 303,000 toneladas, de diversas variedades como Negro San Luis (36%), Flor de Mayo (19%), Flor de Junio (17%), Pinto Saltillo (10%), entre otros.

El valor de producción promedio es de 2,608 millones de pesos y representa 21% del PIB del sector primario del Estado.

Algunos de los problemas para esta red de valor son: alrededor de 90,000 pequeñas unidades de producción con superficies promedio entre 5 y 6 hectáreas; bajo nivel de integración de los productores; escasa rentabilidad por la alta dependencia de las lluvias; estacionalidad de la producción en el ciclo primavera-verano; concentración de la cosecha en noviembre y diciembre, con grandes volúmenes de producción en un periodo corto y, por lo tanto, sobreoferta en el mercado y presión de los precios a la baja para el productor ; alto grado de intermediación; insuficiente infraestructura de almacenamiento, entre otros.

En años anteriores 80% de la producción comercializable del estado de Zacatecas se realizaba a granel y a través de intermediarios, quienes lo vendían a mayoristas y medio mayoristas en los principales centros de consumo; 20% restante lo comercializaban organizaciones de productores.

Sin duda, el gran reto es cómo desplazar una cosecha de frijol de más de 300,000 toneladas, las cuales se producen año con año en Zacatecas.

En la segunda parte de este artículo se comentarán algunas alternativas que se han implementado por parte de los gobiernos federal y estatal así como FIRA, el conjunto de fideicomisos establecidos en el Banco de México que coordina la SHCP a través de su Unidad de Banca de Desarrollo, a fin de evitar las fuertes caídas en el precio del frijol y ordenar su comercialización durante los meses posteriores a su cosecha en Zacatecas.

*Margarita Lobato López es Agente de FIRA en Fresnillo, Zacatecas.

[email protected]