En la primera entrega, se comentó la importancia para empresas y productores de participar en esquemas de colaboración para asegurar la proveeduría de materias primas y de que instituciones como FIRA, que desde sus inicios implementa diversas herramientas para identificar, delinear y constituir proyectos para integrar redes de productores con industrias de productos agroalimentarios

Tras más de cinco años de diseñar e implementar esquemas de articulación e integración, en el 2012, FIRA publicó el Manual para el Mapeo de Redes de Agronegocios MR como un instrumento para documentar y difundir el conocimiento adquirido en más de 40 mapeos aterrizados en esquemas de integración orientados a la articulación del financiamiento con la tecnología.

Durante el 2017, se identificaron 67 proyectos de articulación activos en 33 redes de valor, de los cuales 75% tenían alcance estatal y 25% cuentan con participación de proveedores de distintos estados a los de la empresa tractora.

Se agruparon las diferentes experiencias en modelos de integración diferenciados por sus objetivos, estructura de participantes, avances en la mitigación de la brecha tecnológica, grado de integración (vertical y horizontal), uso de herramientas de mitigación de riesgos y esquema de financiamiento para los participantes, llegando al entendimiento de que entre más robusto sea el esquema de compra-venta-crédito, sé obtendrá solidez y confianza en la relación cliente-proveedor.

Adicionalmente, se observó que los distintos modelos de integración pueden ser exitosos, siempre y cuando se fortalezcan los proyectos con instrumentos de mitigación de riesgo y se formalice la relación entre los participantes, lo que les permite superar barreras que se enfrentan cuando se busca incrementar el número de participantes, por lo que se consideró necesario integrarlos al modelo de atención de FIRA.

El proceso de análisis y documentación resultó en la elaboración durante el 2018 de una guía de implementación de las mejores prácticas, misma que funciona como el instrumento para homologar conceptos e implementar este programa.

En ese sentido, se documentaron 25 mejores prácticas de los proyectos que alcanzaron las metas de proveeduría establecidas por los propios participantes. Estas prácticas se agrupan en cuatro pilares para la implementación del Programa de Desarrollo de Proveedores de FIRA: tecnología, financiamiento, administración de riesgos y formalización de la relación de negocios.

En la próxima nota comentaremos los cuatro pilares y sus 25 mejores prácticas para la implementación del Programa de Desarrollo de Proveedores de FIRA.

*Marco Antonio Cabello Villarreal es Especialista en la Subdirección de Programas y Proyectos La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.