El Pograma de Desarrollo de Proveedores (PDP) es el instrumento de integración de productores en los agronegocios de la entidad

El sector agroalimentario y rural de México es de importancia estratégica, ya que depende de la demanda de alimentos. Durante los últimos años y en específico en 2020 se ha registrado un mayor crecimiento de la economía; gran parte de este impulso se debe al aumento de la producción de los bienes agroalimentarios de exportación, con lo que el país ha logrado un superávit en la balanza comercial agropecuaria y agroalimentaria desde 2015.

A pesar del dinamismo del sector agropecuario, el desarrollo no ha logrado permear en gran parte de la población del medio rural ni ha reducido la brecha existente en el avance regional ni de la población marginada y vulnerable.

En términos generales, el sector agroalimentario de México se caracteriza principalmente por un número relativamente alto de población en condición de pobreza y marginación, baja productividad, falta de infraestructura y deficiencias en la comercialización, concentración geográfica de la producción y creciente exposición a eventos climáticos y sanitarios adversos que afectan en especial la producción de los pequeños productores debido a la alta vulnerabilidad que presentan sus sistemas de producción y una baja inclusión financiera. (Programa Institucional de FIRA 2020 -2024)

El panorama antes descrito representa uno de los mayores retos nacionales en la búsqueda del bienestar de la población y de la suficiencia alimentaria. Por ello, los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), desarrolló su Programa Institucional 2020 -2024, que busca atender esta situación dentro del marco del Plan Nacional de Desarrollo, el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Dentro de los objetivos que se establecen en dicho programa está el incremento en la productividad para mejorar las condiciones de desarrollo de los productores del campo mexicano y para ello se ha instrumentado como estrategia el proyecto de fortalecimiento del Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), que es un modelo de trabajo para lograr la adopción de las mejores prácticas por parte de las agroindustrias y sus proveedores, en dicho modelo se inicia con la definición del mercado objetivo, la selección de las empresas y proveedores potenciales; se define la estructura del negocio y se construyen o fortalecen los pilares de tecnología, financiamiento, y administración de riesgos.

En Tamaulipas, FIRA tiene en operación y desarrollo tres de estos esquemas que buscan integrar y fortalecer los agronegocios del estado, como es en el Norte en las áreas agrícolas de Reynosa, San Fernando, Río Bravo y Matamoros con el cultivo de sorgo con un impacto en 720,000 hectáreas y un valor de 5,369 millones de pesos.

También , en el centro del estado está el establecimiento de cítricos, tanto limón como naranja con un impacto en 41,000 hectáreas y 1,400 millones de pesos. En el Sur,por su parte, específicamente en la zona cañera, con la industria azucarera y cultivo de caña de azúcar en 50,000 hectáreas y 2,671 millones de pesos.

Durante el presente año, se tiene la meta de fortalecer el canal de comercialización y de proveeduría de sorgo para 50,000 toneladas y una derrama de crédito de hasta 150 millones de pesos, dinamizar y poner en operación el esquema de crédito y proveeduría de limón y naranja en beneficio de hasta 1,000 pequeños productores y apoyar al campo cañero para mejorar sus indicadores productivos como rendimiento.

*Luis Manuel Gómez Pérez. Es promotor de FIRA en Tamaulipas. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

lmgomez@fira.gob.mx