Nos encontramos en el ciclo cafetalero 2015-2016, y en algunas zonas del país, los productores se preparan para iniciar su cosecha; no obstante, enfermedades como la roya han afectado la productividad de los cafetales, aunado a la antigüedad y falta de infraestructura de los mismos, el producto ha mermado en su calidad

En cuanto a la roya de café, se toman medidas preventivas, para que en aquellas zonas de mayor incidencia o ataque se realicen las fumigaciones con productos probados que ayudan a contrarrestar el efecto; algo importante a destacar es el incremento de esfuerzos conjuntos entre los gobiernos federal, estatal y productores, para definir un plan preventivo. Esta enfermedad no distingue extensiones y sabemos que el mismo cambio climático ha sido un factor que favorece su impacto, pero ¿qué más deben hacer los productores, además de prevenir y buscar controlar el ataque?: innovar y renovar, acciones que debemos coordinar, buscando un cambio más rápido de la superficie cafetalera y así mejorar su productividad.

En países cafetaleros productores existen materiales genéticos probados, ya sea variedades o híbridos, que han demostrado mejores indicadores de productividad en el campo y valores en taza; en México debemos acelerar su aplicación. Es cierto que dichos materiales, por su alta productividad, requieren un paquete tecnológico adecuado y esto es porque la planta demanda más nutrientes para producir más unidades. Hay que reconocer que en el país no se tiene el material vegetativo suficiente y oportuno para disponer de ello, pero es un tema que seguramente se abordará de manera estratégica por la Sagarpa, con esto se buscarán las condiciones y que se pueda tener material o semilla disponible para la importación y registro de variedades, en su caso.

El segundo tema en la innovación es la producción de planta certificada de vivero; la calidad de la planta, junto con un buen paquete tecnológico, y lo más importante, la capacitación del productor y el seguimiento de las diversas actividades garantizan el éxito en la plantación.

Hoy hablamos de viveros tecnificados y de viveros comunitarios , en mi opinión, considero que ambos viveros son tecnificados y lo que distingue a uno de otro, quizás, es el uso de materiales de la región; si queremos una planta de calidad, el vivero es el lugar que debe tener condiciones mínimas deseables para lograr un desarrollo de planta para la posterior siembra en el campo, garantizando llevar todo el vigor y las características para aceptar, en forma razonable, el trasplante al campo, el cual debe ser en el mejor momento de lluvia y de temperatura.

El tercer tema de la innovación es el paquete tecnológico, éste es el conjunto de actividades y materiales que se usan para el cultivo en ciertas regiones no puede ser igual para todas ; para ello es importante apoyarnos en análisis foliares, de suelo y agua, como los requerimientos de los nutrientes del material genético a plantar, para tener el rendimiento esperado.

* El autor es subdirector regional de Promoción Sureste en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]