Mucho se ha discutido sobre los desafíos que enfrenta el sector agroalimentario en México, principalmente, ante el inminente cambio climático y el dinamismo en la tasa de crecimiento poblacional a nivel global con la necesidad intrínseca de alimentarse. Por tanto esto conlleva a un reto principal: la producción de más alimentos con menos disponibilidad de recursos

Ante este escenario la innovación se concibe como la vía principal para satisfacer esta necesidad; la Fundación COTEC para la Innovación Tecnológica señala que cuando se habla de innovación, se está haciendo referencia a todo cambio basado en conocimiento que genera riqueza.

La meta de cualquier proceso innovador es la generación de riqueza; si ésta no se logra, podrá hablarse de que se han realizado quizás inventos o descubrimientos, pero no innovación.

Aguascalientes ha sido pionero en temas de innovación, tal es el caso de la presa Presidente Plutarco Elías Calles, la cual se ubica en el municipio de San José de Gracia, cuya construcción concluyó en 1928, convirtiéndose en la primera de las grandes obras de irrigación en México.

Esta presa tiene una capacidad de almacenamiento de 340 millones de m3. En el 2006 se dio inició al primer proyecto de tecnificación y modernización integral de la zona de Riego 001 en el país, cuyo principal objetivo fue disminuir la presión sobre el acuífero de Aguascalientes, uno de los más sobreexplotados en el país, garantizando así el desarrollo del estado en el futuro.

Algunas de las innovaciones que conlleva este tipo de obras son: eliminar el uso de la energía eléctrica y pasar de 30% de eficiencia en el uso del agua a 85 por ciento.

La meta de este proyecto es tecnificar 6,100 hectáreas (ha); actualmente se encuentran tecnificadas y cultivadas únicamente 3,050 ha, en donde el cultivo del maíz forrajero es el de mayor importancia en la zona, dada la vocación ganadera del estado.

Sin embargo, la producción de cultivos tradicionales empieza a resultar poco atractiva tanto para el mercado como para el productor.

Esto lleva a un abandono de la actividad, particularmente de los jóvenes, quedando en riesgo la sostenibilidad de la agricultura en la entidad.

Ante esta situación, los tres niveles de gobierno, investigadores, especialistas y productores líderes concluyen que es necesaria la búsqueda de cultivos alternativos de mayor rentabilidad que ofrezcan el arraigo de nuestros jóvenes al garantizar alternativas productivas viables.

Por ello un grupo de productores innovadores ha decidido iniciar ensayos con un cultivo de gran valor para el mundo: el espárrago, con el objetivo de aprovechar el recurso hídrico disponible.

En la siguiente emisión seguiremos hablando sobre el tema de la innovación para impulsar la agricultura en Aguascalientes.

*Cupertino Gerón Díaz y Olga Trinidad Mejía son residente estatal y promotora de FIRA en Aguascalientes, respectivamente.

[email protected]

[email protected]