En la actualidad, la actividad agrícola a nivel mundial se ha enfrentado a fuertes cambios. Como consecuencia del proceso de globalización, sugiere que las actividades agropecuarias deban ser más productivas y competitivas y a su vez, plantea la necesidad de mantener actualizados los sistemas de información agropecuarios, incluidos los costos de producción, de tal forma que los productores agropecuarios y los inversionistas dispongan de mejores herramientas para la asignación eficiente de recursos, lo cual ha obligado a los países a implementar medidas técnicas y económicas con el fin hacer competitivos sus productos en cualquier mercado nacional o internacional

Ante un escenario de bajo precio de los granos, los costos de producción se han convertido en una variable de gran trascendencia para los productores agrícolas, ya que son la base fundamental para planificar, controlar y tomar decisiones, específicamente cuando llega el momento de planear con los preparativos de la próxima cosecha.

La planificación, cuya base estructural es el presupuesto, es la toma de decisiones de manera anticipada, como la distribución de los escasos recursos hacia el logro de los fines establecidos. Es importante para las organizaciones agrícolas porque éstas son parte de un medio económico en el que predomina la incertidumbre, lo cual exige planificar sus actividades si desean seguir sobreviviendo. Por tanto, el productor debe planificar tanto sus ingresos y costos de la próxima cosecha, como las operaciones que debe realizar para lograr exitosamente su objetivo. Estas operaciones pueden ser contratación de personal, contacto con los proveedores de insumos, el canal de comercialización de la cosecha, alquiler de maquinaria y equipo agrícola, y una fuente de financiamiento para cubrir el capital de trabajo, entre otras.

Además de planificar, el productor debe establecer un adecuado control para determinar las desviaciones o diferencias entre los resultados esperados y los resultados realmente obtenidos, con el fin de evitar que en estimaciones futuras se hagan cálculos desproporcionados. De manera que, mientras menor sea el grado de acierto en las predicciones, mayores controles se deben fijar para conocer oportunamente los diferentes factores y su influencia en los resultados finales del negocio.

Las determinaciones de los costos de producción son realizadas con varias finalidades, una de ellas es la de actuar como elemento auxiliar del agricultor en la elección de la cultura y la tecnología que sea utilizada. Debemos tener un correcto entendimiento del costo de producción y de sus alternativas: costo total, costo fijo y variable.

Hoy, la perspectiva agrícola para los granos como maíz, trigo y sorgo presenta un escenario de precios bajos y menos volátiles, situación que en el corto y mediano plazo continuará presentándose, lo anterior se originó por un incremento en los rendimientos unitarios de los principales países productores, lo que propició un mayor volumen en los inventarios mundiales de estos productos y, particularmente, de Estados Unidos de América.

El día de mañana, les estaré presentando un análisis sobre los costos de producción de maíz en algunas de las principales zonas productoras.

*Miguel Gerardo Ochoa Neira es subdirector de Análisis del ector en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]