En la entidad la superficie establecida de palma de aceite representa el 4% de la superficie potencial del estado con 29,000 hectáreas del cultivo, de las cuales  24,000 están en edad productiva generando aproximadamente 4,000 empleos.

El aceite de palma es el más consumido a nivel mundial. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) durante el 2020 se han registrado 28 países productores de aceite de palma, México se encuentra en el lugar número 18 con una producción de 140,000 toneladas al año, siendo su consumo de 740,000 toneladas, lo cual compensa al importarlo de Guatemala, Costa Rica y Colombia.

Como dato relevante, el aceite de palma es la base para productos como cosméticos, confitería, productos de limpieza y biodiésel.

Este año ante el tema de Covid-19 la economía mundial se ha deprimido, ocasionando la pérdida de empleos.

Sin embargo, el sector agroalimentario, ante su calidad de actividad esencial, no se ha detenido, al igual que el mercado del aceite de palma.

Según datos de la Asociación Nacional de Industriales de Aceites y Mantecas Comestibles (Aniame), el Mercado de Rótterdam-Bolsa de Comercio de Rosario, Argentina, el aceite de palma continúa con su precio en aumento. En noviembre de 2019 el precio promedio mensual fue de 679 dólares por tonelada métrica en comparación con noviembre de 2020 que tiene un precio de 762 dólares por tonelada métrica.

Lo anterior, es resultado entre otros factores, de que en la zona de Campeche los empleos se incrementan en las plantaciones de palma de aceite, considerando que por cada seis hectáreas hay un empleo fijo y en temporada de cosecha incrementan los empleos temporales, ya que se necesita un trabajador por cada 2.5 hectáreas plantadas, además de que se generan 1.5 empleos indirectos.

Estos datos son proporcionados por las empresas dedicadas a la producción de palma de aceite en la zona de Campeche.

Otro factor lo representa los rendimientos de las plantaciones que alcanzan máximos de 8 toneladas de fruta fresca por hectárea en plantaciones de temporal y 19 toneladas en plantaciones con sistema de riego, donde se podría obtener cuatro toneladas de aceite por hectárea al año, lo que supera a las oleaginosas tradicionales como la soya, la canola o el girasol, según datos publicados por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP 2019).

Actualmente en el estado de Campeche la superficie establecida de palma de aceite representa el 4% de la superficie potencial de la entidad. Hay 29,000 hectáreas  de palma en siembra, de las cuales 24,000 están en edad productiva generando aproximadamente 4,000 empleos, debido a las condiciones agroecológicas para las plantaciones de palma de aceite.

Destaca el hecho de que durante este periodo de Covid-19 no se registró disminución de empleos en las plantaciones, ni hubo despidos, ya que, la demanda de aceite crudo de palma no ha disminuido, y las empresas de las plantaciones han tomado medidas necesarias para que los trabajadores tengan buena salud.

Aunado a lo descrito, y a fin de continuar protegiendo las reservas ecológicas del estado de Campeche, algunas empresas con áreas forestales están aplicando una cobertura denominada “kudzú”, la cual es un banco de proteínas y abono verde para el suelo, considerando los principios de la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO pos su sigla en inglés).

FIRA, en el estado de Campeche otorga financiamiento a nuevas plantaciones y a infraestructura productiva tales como: caminos, sistemas de riego y drenajes, mantenimiento de plantaciones y maquinaria. También brinda acompañamiento técnico y capacitación a pequeños productores para el uso de los fertilizantes y agroquímicos, uso racional del agua y la difusión de los principios para la certificación en producción de aceite de palma sostenible (RSPO).

Lo anterior a través de créditos refaccionarios, avíos agrícolas para mantenimiento de plantaciones, arrendamientos de maquinaria.

Se espera que esta red productiva se mantenga en los próximos años como una opción atractiva y rentable para la inversión.

*Iris Grisell Buenfil Hernández es promotora de FIRA en la Agencia Escárcega. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

ibuenfil@fira.gob.mx