El virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lo anunció abierta y directamente: “no habrá fracking en México”.

Con esa frase corta y contundente, el nuevo gobierno está cancelando el inicio de lo que el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto había anunciado como el inicio de la revolución energética en México. A principios de este año se anunció que México iniciaría, en breve, el camino hacia lo que representaría una revolución energética con la explotación de los yacimientos energéticos no convencionales. De acuerdo con información oficial, tales yacimientos podrían garantizar la seguridad energética nacional.

Para decirlo más claro: para el gobierno saliente, los yacimientos no convencionales representan la oportunidad para México de superar la caída en la producción petrolera.

DECISIÓN TOMADA

Y, ¿qué es el fracking? Se trata de la nueva técnica que se utiliza para extraer gas y petróleo.

El anuncio que hizo el virtual presidente electo, durante una de sus últimas conferencias, se registra luego de la postergación de licitaciones previstas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) para septiembre para realizarlas en febrero.

Ahora está muy claro que el nuevo gobierno no está de acuerdo con la vía de explotación de energéticos vía el fracking.

VÍA TRADICIONAL

Para ponerlo en términos sencillos, la explotación de energéticos por la vía tradicional cada vez resulta más difícil, costosa y riesgosa.

Por eso se tuvo que recurrir a la apertura del sector energético y la alianza de Pemex con otras compañías para extraer petróleo de aguas profundas. La alternativa para remontar la caída de la producción petrolera es el uso del fracking que se ha utilizado en EU. Eso planteaba el actual gobierno. Sin embargo, el próximo gobierno ya anunció que cancelará el uso de esa técnica.

CONVENCIONALES

¿Qué son los yacimientos no convencionales?

Los yacimientos no convencionales, entre otros, se refieren a la explotación vía el fracturamiento hidráulico (conocido en inglés como fracking) de aquellos, diferentes a la exploración y explotación de petróleo y gas que se ha realizado hasta ahora en nuestro país.

VALOR POTENCIAL

Un dato puede dar idea de la dimensión de lo que representan estos yacimientos no convencionales: más de la mitad de los recursos prospectivos de petróleo y gas del país se encuentran en no convencionales: ¡60,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente! Estos recursos son superiores a la producción acumulada de petróleo en toda la historia del país (100 años) y podrían satisfacer la demanda actual por hasta 60 años.

Otro dato impresionante: de la riqueza petrolera que aún se mantiene en el subsuelo nacional, 53% está en yacimientos no convencionales. México cuenta con un extraordinario potencial de explotación de sus yacimientos energéticos no convencionales.

SEXTO LUGAR

México ocupa el sexto lugar mundial en volumen de recursos provenientes de este tipo de yacimientos.

Los hidrocarburos que pueden extraerse de los yacimientos no convencionales equivalen a 4.1 veces la producción histórica total de aceite y gas del megayacimiento Cantarell. Hay que recordar que este yacimiento fue considerado como uno de los más productivos del país. El pronóstico del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, es que si México aprovecha estos yacimientos no convencionales con racionalidad y buenas prácticas se detonará una derrama económica formidable en beneficio de los habitantes de las regiones petroleras de todo el país.

CONTROVERSIA

La explotación y los yacimientos no convencionales mediante el fracking, por el uso intensivo de agua que requiere, ha sido rechazada en distintas partes del mundo, y muy probablemente México no será la excepción.

EU, POTENCIA

Sin embargo, esta industria del fracking ha evolucionado y ha permitido que EU en una década pasara de importador a exportador de energéticos, y Argentina está en un proceso similar.

Por primera vez en 50 años, EU produce más crudo que Rusia y Arabia Saudita. México tiene el potencial geológico para iniciar su propia revolución con la explotación de sus yacimientos no convencionales. Sin duda, tiene una gran oportunidad. Ojalá no la desperdiciemos o retardemos como la reforma energética.

CONCLUSIÓN

Toda esa potencialidad de los yacimientos no convencionales, como alternativa para cambiar el escenario dramático de descenso de la producción petrolera en México, está siendo cancelada.

La apuesta del nuevo gobierno va por el aumento de la producción petrolera tradicional y la construcción de una refinería y rehabilitación de las existentes. Al tiempo.

ATISBOS

INTEGRAL. La negociación del Tratado de Libre Comercio Norteamericano será integral. Todos los temas serán incluidos y no habrá acuerdo en los temas controversiales alrededor de la industria automotriz, hasta que no se resuelva todos los temas. Ésa es la directriz de la negociación del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, al inicio de las conversaciones bilaterales entre México y Estados Unidos. Al mismo tiempo, el negociador mexicano se mantiene en estrecho contacto con su contraparte canadiense. La apuesta es por un acuerdo trilateral.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.