Como centro integral orientado a aquellos horticultores que desean competir exitosamente en los mercados de exportación de Estados Unidos y Canadá, la conformación del parque comercial agrícola Agropark en Querétaro es detonante de inversiones en el sector de agricultura protegida de alta tecnología en invernaderos

A más de 10 años de operación, se conoce como un agroclúster exitoso donde participan 12 empresas que producen jitomate, pimiento y pepino de especialidad, con calidad, inocuidad y trazabilidad para el mercado de exportación.

Actualmente existen 170 hectáreas productivas que abastecen al mercado con 60,000 toneladas anuales de hortalizas que producen con calidad y estricto respeto a las normas de carácter ambiental.

La operación de los invernaderos contempla sistemas de calefacción por irradiación con circulación de agua caliente, que a la vez fungen como vía de tránsito para los carros de cosecha y prácticas culturales de los cultivos.

El agua se calienta, se almacena temporalmente en tanques cubiertos con poliuretano y mediante bombas se hace circular en la tubería. El CO2 generado de la quema de gas potencializa la fotosíntesis de las plantas para generar hidratos de carbono que aumentan el rendimiento y calidad del cultivo.

Las aguas residuales producto del riego que las plantas no alcanzan a aprovechar, éstas se recolectan en la red de drenaje de los invernaderos y son utilizadas como agua de riego en parcelas de alfalfa.

Los consumidores de América del Norte están dispuestos a pagar por la calidad que pueden proveer las empresas de Agropark y se atiende un segmento de consumidores en expansión, generando con ello nuevas inversiones.

Ante este panorama, FIRA cuenta con una oferta de productos y servicios financieros y tecnológicos para que los empresarios puedan impulsar sus actividades productivas y comerciales, así como diversas alternativas para que las organizaciones de productores a su vez desarrollen y fortalezcan sus competencias productivas, tecnológicas y financieras con apoyos para capacitación, asesoría, consultoría y crédito de la banca comercial o por medio de instituciones no bancarias, a las que FIRA provee de fondeo de recursos y garantías.

Para eficientar los procesos de la agricultura protegida, FIRA cuenta también con programas y mecanismos para el financiamiento de proyectos sustentables y eficiencia energética que cuentan con condiciones especiales de crédito y garantías.

La agricultura protegida más que una tendencia, representa un sistema de producción eficiente y necesario para un entorno donde los recursos naturales son cada vez más escasos, de ahí, la importancia de promover su fortalecimiento para el cuidado del medio ambiente y mayor garantía de calidad e inocuidad alimentaria.