En el contexto del impacto de los programas de crédito y apoyos de FIRA, ha sido relevante el otorgamiento de créditos, garantías y la operación de programas de desarrollo para impulsar las cadenas productivas de los cultivos perennes: por ejemplo, naranja y limón italiano en Tamaulipas, así como para la instalación de sistemas de riego, adquisición de paquetes tecnológicos para el establecimiento de huertas y la implementación de proyectos de energías renovables.

En Tamaulipas, FIRA ha implementado esquemas de negocio que han permitido otorgar financiamientos a productores citrícolas y a las plantas procesadoras o jugueras que son las que finalmente envían la producción al mercado tanto nacional como internacional.

Los esquemas financieros implementados se reflejan a su vez en un incremento en los saldos de cartera en los últimos cuatro años con una tasa media de crecimiento de 46%, derivada de créditos de corto y largo plazos, de los cuales algunos cuentan con apoyos en tasa de interés, así como garantías especiales que facilitan el acceso al financiamiento. Uno de estos programas es el Programa de Mitigación a la Volatilidad de Precios.

Con la finalidad de facilitar el acceso al crédito a los citricultores, a finales del 2018 se inició la implementación del Programa de Desarrollo de Proveedores, mediante el cual se pretende abastecer a la empresa tractora o agroindustria local con la producción o materia prima que ésta demanda, definiendo para ello un paquete tecnológico y programas de consultoría y asesoría técnica que permitan la adopción de la tecnología y aseguren la producción con la calidad requerida.

Asimismo, se establece o fortalece un canal de comercialización seguro a través de la agroindustria, lo que permite brindar mayor certeza y menos riesgos para los intermediarios financieros, ya que adicionalmente la empresa tractora funge como retenedora de los pagos.

Un aspecto importante para asegurar el éxito del programa es la formalización de la participación de todos los involucrados: productor- empresa tractora- intermediarios financieros y FIRA, lo cual permite contar con un escenario con mayor certidumbre y una mejor administración de riesgos.

En una primera etapa, el esquema pretende financiar 3,000 hectáreas en beneficio de 80 productores de los estados de Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León, San Luis Potosí e Hidalgo.

Con este esquema de financiamiento es posible vincular la producción primaria con la agroindustria y así brindar crédito y apoyos financieros y tecnológicos de acuerdo con la actividad y el perfil de cada participante en el esquema.

*Elvira Reyes Ramírez es promotora de Agencia FIRA en Ciudad Victoria/Mariano Medina Hernández es residente estatal en Tamaulipas. La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

[email protected]