Durante el 2013 en México, el valor de la producción de los alimentos en la actividad primaria del sector agrícola, ganadero y pesquero fue de 715,000 millones de pesos (SIAP-Sagarpa). El sector agrícola aportó el mayor porcentaje de la producción, con 55 %, y la agricultura de riego participó con 59 %, es decir, con 234,000 millones de pesos.

Por lo anterior, es relevante continuar con acciones encaminadas a elevar la productividad en la agricultura de riego; con lo que, además, se contribuye también a solucionar uno de los principales problemas, como es el uso ineficiente del agua para hacer frente de mejor forma a las sequías que derivan del cambio climático. En artículos anteriores se ha destacado que la inversión en infraestructura hidroagrícola, la tecnificación del riego y el acompañamiento técnico son ejes de actuación primordiales para contribuir a resolver dichas problemáticas.

La inversión en infraestructura y la tecnificación del riego permiten elevar el uso eficiente del agua, y es en ese sentido que se encuentra orientado el financiamiento de los recursos de FIRA y el de los intermediarios financieros bancarios y no bancarios que complementan las dos fuentes de recursos adicionales, que son la aportación directa de los usuarios de riego y los apoyos federales canalizados generalmente por la Conagua y la Sagarpa.

En materia de financiamiento con recursos, en FIRA, durante el 2014, se colocaron 104 millones de pesos en inversión fija y 120 millones de pesos para capital de trabajo en diversos módulos de riego en el país; en tecnificación del riego los créditos operados fueron del orden de 641 millones de pesos. El financiamiento ha permitido a su vez colocar una inversión aproximada de más de 1,800 millones de pesos, que impacta directamente la capitalización de los usuarios de riego, eleva la productividad de sus cultivos, y genera una derrama económica directa e indirecta, que va desde la mano de obra para la construcción y la producción de los cultivos hasta mayores ingresos para toda la industria de proveeduría relacionada a la agricultura de riego, tanto de agroinsumos como de maquinaria y equipo.

Para la canalización de los recursos, FIRA ha venido promoviendo esquemas o productos especializados con la banca comercial para apoyar la inversión en infraestructura hidroagrícola, acompañando al productor en la transferencia de los distritos de riego que hace el gobierno federal a los usuarios, y que junto con la Asociación Nacional de Usuarios de Riego permite implementar proyectos y gestionar apoyos para cumplir con su mandato de operar, administrar y conservar la infraestructura y el volumen de agua que les es concesionada por la Conagua.

El día de mañana comentaremos sobre los recursos económicos disponibles para el 2015, y algunas acciones específicas para aprovechar dichos recursos en nuestro país.

*Artemio Vázquez Aguilar es especialista de la Subdirección Regional de Promoción de Negocios en el Noroeste en FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]