Ayer comentamos sobre la baja inversión de las empresas en la actividad frutícola de Aguascalientes por la falta de instrumentos financieros especializados y la encomienda que tiene FIRA para desarrollar esquemas de negocio integrales que permita mayor participación de los intermediarios financieros en las diferentes actividades económicas del sector agroalimentario y el medio rural

Tan sólo en Aguascalientes al 31 de diciembre del 2018, los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) mantuvieron saldos de créditos colocados a las empresas del sector agroalimentario y rural en el estado por 2,637.7 millones de pesos, de los cuales, 1.6% fue saldo de financiamiento al sector frutícola, es decir, 41.7 millones de pesos. De éstos, 54.6% corresponde a durazno, 44.9% a uva y 0.5% en guayaba, de ahí la importancia de fomentar la inversión.

En este sector se han detectado necesidades de crédito refaccionario y operaciones de arrendamiento financiero, así como inversiones fijas para la compra de terreno, establecimiento de huertas de nogal y de uva, adquisición e instalación de malla antigranizo para durazno, infraestructura, equipos para cosecha y otras instalaciones agropecuarias.

Estas inversiones es posible atenderlas con el programa antes mencionado, el cual contempla que los financiamientos estén respaldados por una evaluación técnica-financiera que determine su viabilidad, rentabilidad, duración de la etapa preproductiva, capacidad de pago y fechas en que se generen los flujos de efectivo y la disponibilidad para pagos.

Los pagos de capital se programan y realizan en las fechas y montos que requiera el proyecto de inversión conforme al estudio de evaluación, con el plazo de gracia que requiera.

Del total de los intereses generados del crédito en la etapa preproductiva del proyecto, hasta 4 puntos porcentuales se pagan al intermediario financiero mediante un fondo de reserva para el pago de intereses creado por el programa, el resto de los intereses es refinanciado por FIRA.

El total de los intereses es cubierto por el acreditado de manera proporcional al plan de pagos de capital a partir de que el proyecto estabilice sus ingresos de acuerdo con el estudio de evaluación técnico-financiero.

En caso de incumplimiento por parte del acreditado, el intermediario financiero puede hacer uso de la garantía constituida en el Fondo Nacional de Garantías (Fonaga), en la cual, FIRA hace una reserva de 20% y opcionalmente puede solicitar el servicio de garantía de FIRA con cobertura nominal de 50 u 80% sobre el saldo no cubierto por Fonaga, la cobertura nominal de 80% aplica para créditos a la actividad primaria o inversión fija.

Así, es posible incrementar la inversión en sector con un financiamiento especializado que avala los proyectos con el servicio de garantía y otorga apoyos financieros y tecnológicos para reducir el costo financiero, fortaleciendo también, las competencias del capital humano de las empresas con capacitación, acompañamiento técnico y transferencia de tecnología.

*Ángel Muñoz Hernández, es especialista en la Residencia Estatal Aguascalientes. La opinión de este artículo corresponde al autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]