El pasado viernes 27 de mayo del 2016 se anunció que el gobierno de los Estados Unidos liberó la autorización para que el estado de Jalisco pueda exportar aguacate a cualquier estado de ese país, toda vez que 12 de sus municipios productores de este fruto han cumplido con los requisitos de sanidad, inocuidad y bioseguridad

Este hecho histórico pone punto final al periodo de 100 años de restricciones y barreras sanitarias para exportar aguacate de Jalisco a Estados Unidos, en donde la principal barrera quedó superada al garantizar que el aguacate Hass se encuentra libre de plagas, como barrenador del hueso del aguacate y barrenador de ramas.

El tema cobra particular importancia si consideramos que para el 2014 el valor de la producción nacional de aguacate fue de 20,716 millones de pesos y fue la cadena productiva número ocho en orden de importancia, con 1’520,700 de toneladas producidas. Esto representa 5% del valor total de la producción agrícola en ese año.

En el 2009 se iniciaron los trabajos para la certificación del aguacate en el estado de Jalisco y, para ese año, la Sagarpa reportó para el estado una superficie de 5,403 hectáreas plantadas.

A partir de entonces, se ha incrementado la superficie plantada a una tasa promedio anual de 22%, para llegar a 17,000 hectáreas al cierre del 2015.

En México, la Sagarpa anuncia para el 2014 una superficie de aguacate de 175,940 hectáreas, de las cuales, el estado de Michoacán posee 72% (127,084 hectáreas), siendo el principal estado productor de ese fruto, seguido de Jalisco que tiene 9% de la superficie en ese año.

Para el mes de mayo del 2016, la Asociación de Productores Exportadores de Aguacate de Jalisco, AC (Apeajal) reporta una superficie de aguacate en el estado de 18,422 hectáreas, lo cual confirma el importante crecimiento que está teniendo esta actividad, principalmente en municipios del sur de Jalisco.

De las 18,422 hectáreas actuales, se tienen certificadas para la exportación 11,162, que representan 61% de la superficie estatal y se continúa con los trabajos para incorporar más producción a la exportación.

En el 2015, de las 119,000 toneladas de aguacate producidas, se exportaron 58,000 a Canadá, Asia y Europa, y con la apertura comercial con Estados Unidos, el gobierno de Jalisco estima que se podrá incrementar a 100,000 toneladas exportadas, con expectativas de crecimiento anual de 40,000 toneladas, siempre que haya oferta disponible de fruta a esos niveles.

Precisamente aquí se abre una interesante pregunta relacionada con el crecimiento máximo que puede tener esta industria y cómo éste puede ser sostenido en el tiempo en función de los recursos naturales indispensables para darle soporte, la tierra y el agua, así como el de contar con los recursos financieros para dar continuidad a las inversiones, aspectos que abordaré en este mismo espacio el día de mañana.

*J. Guadalupe Torres Sánchez es especialista de FIRA en la Residencia Estatal Jalisco.

[email protected]