El aguacate es uno de los productos agroalimentarios de exportación más importante en México. En el 2018, esta fruta aportó 6.5% del valor de la producción agrícola nacional y ocupó el tercer lugar, después del maíz y la caña de azúcar. En dicho año, las exportaciones de aguacate ocuparon el primer sitio en el valor de las exportaciones agropecuarias del país

La producción de aguacate en México ha presentado un comportamiento alcista. En el 2018, con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), se obtuvo una producción de 2.18 millones de toneladas, lo que representa un incremento anual de 7.6 por ciento.

En los últimos cinco años ha crecido a una tasa promedio anual de 9.5 por ciento. Las proyecciones de producción son al alza, se prevé una producción de 2.61 y 3.16 millones de toneladas en el 2024 y el 2030, respectivamente.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), los pronósticos de producción en México para el 2019 son optimistas, por las condiciones climáticas favorables y los programas fitosanitarios que han ayudado a impulsar la producción nacional.

De acuerdo con el SIAP, el avance de producción de aguacate en México, acumulado de enero a septiembre del 2019, fue de 1.64 millones de toneladas, esto es 5.7% mayor a lo cosechado al mismo mes del 2018.

Michoacán es el principal estado productor de aguacate, en el 2018 participó con 76.7% de la producción nacional, le siguen Jalisco y el Estado de México, con 9.2 y 4.5%, respectivamente. La superficie cosechada fue de 206,000 hectáreas, el principal productor participó con 73.8%, mientras que Jalisco y Estado de México, con 9 y 4.3%, en dicho orden.

El incremento de la producción nacional en el último ciclo se debe al incremento de la superficie cosechada, la cual aumentó en 7.6% a tasa anual; por su parte, el rendimiento promedio nacional se redujo en 1.6 por ciento.

De acuerdo con el USDA, en el ciclo 2017/18 el consumo de aguacate fresco se estimó en 764 miles de toneladas y pronostica que se mantenga en niveles similares para el ciclo 2018/19, esto debido a los altos precios nacionales y al menor poder adquisitivo de los consumidores.

Con datos del SIAVI de la Secretaría de Economía, en el 2018 se exportaron 1.2 millones de toneladas, lo que representa un incremento de 21.1% con respecto al 2017. Lo anterior representa un valor de exportación en el 2018 de 2,625 millones de dólares.

En el 2018, México exportó aguacate a 42 países. Estados Unidos fue el principal destino de las exportaciones, se envió 76.5%, le siguen Canadá y Japón, con 7.5 y 5.6%, respectivamente.

Durante el 2018, el precio promedio nacional al productor fue de 19,183 pesos por tonelada, esto es 1.9% menor a lo reportado en el 2017. Por tipo de variedades, el precio es diferenciado: el aguacate Hass orgánico se vendió en 28,755 pesos por tonelada, mientras que el Hass criollo y fuerte se pagaron en 18,921, 9,489 y en 8,590 pesos por tonelada.

El precio al mayoreo del aguacate Hass en las centrales de abasto del país fue de 38,689 pesos por tonelada, una caída de 14.3% con respecto al 2017. Al mes de agosto del 2019, el precio promedio se ha incrementado en 25.1% a tasa anual, ya que en junio y julio se incrementó, debido a la baja producción y por la preferencia de envío al mercado externo.

*Gilberto Gallegos Cedillo es especialista en la Subdirección de Investigación Económica en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]