A medida que avanza la vacunación contra el Covid-19 en ciertas regiones del mundo, la industria musical comienza a dar señales de un regreso a los escenarios. Algunos festivales en Estados Unidos y Reino Unido ya han levantado la mano y comenzarán en el verano boreal a recibir a miles de fanáticos ansiosos por regresar a un concierto.

En Reino Unido los festivales de Reading y Leeds han sido confirmados para llevarse a cabo del 27 al 29 de agosto y ambos han vendido todas las entradas disponibles. Siguiendo los lineamientos impuestos por la oficina de salud británica, los festivales sólo se llevarán a cabo si las autoridades lo permiten y aunque los asistentes no necesitan estar vacunados, se exigirán pruebas para que aquellos que no hayan sido inmunizados puedan asistir. Y por si se lo preguntaba, ninguno de estos festivales hace mención del uso de cubrebocas ni del tapetito sanitizante. Los festivales de Reading y Leeds alternarán su alineación durante los tres días, con presentaciones de Liam Gallagher, Post Malone, Queens of the Stone Age, Wolf Alice, Disclosure, The Wombats, entre otros.

El legendario festival de Glastonbury será la excepción y no recibirá público para su celebración de este 2021. Michael y Emily Eavis, los organizadores y propietarios de la granja donde se lleva a cabo el festival, confirmaron hace unos meses la cancelación del evento presencial, pero este 22 mayo realizarán una transmisión de cinco horas. Conocido como Live At Worthy Farm, el concierto tendrá apariciones de Haim, Michael Kiwanuka, Róisín Murphy, Wolf Alice, Damon Albarn, Coldplay e intervenciones de PJ Harvey, Jarvis Cocker y Michael Eavis. El festival podrá ser visto desde cualquier parte del mundo y también repetirá su transmisión el domingo 23.     

El festival de Bonnaroo anunció a finales de marzo su regreso a Manchester, Tennessee, con una alineación que incluye a Foo Fighters, Megan Thee Stallion, Lizzo, Tame Impala, Lana del Rey, Deftones, My Morning Jacket, Run The Jewels, Primus y Brittany Howard, algunos que estaban contemplados en la edición del 2020 que fue cancelada.  

El festival de Lollapalooza anunció este miércoles el regreso de sus actividades al Grant Park de Chicago, luego de que en 2020 se canceló como todos los conciertos masivos. El festival se llevará del 29 de julio al 3 de agosto con un cartel que incluye a Foo Fighters, Miley Cyrus, Journey, Limp Bizkit, Brittany Howard y Megan Thee Stallion. Los organizadores del festival exigirán a los asistentes haber recibido inmunización completa o contar con una prueba negativa para poder ingresar al festival.  

El Riot Fest también será otro de los grandes festivales que la ciudad de Chicago albergará en el verano, con un cartel que incluye una fuerte dosis de nostalgia para la era del rock alternativo de los ochenta y noventa. Tocarán Nine Inch Nails, Pixies, Smashing Pumpkins, Sublime, Faith No More, Dinosaur Jr., Devo y el esperado regreso de My Chemical Romance.

En septiembre ocurrirá el Louder Than Life Festival en Kentucky con un cartel que incluye a Metallica, Jane’s Addiction, Korn, Snoop Dogg, Judas Priest, NIN, Gojira y Anthrax durante cuatro días.

Austin City Limits regresará al Zilker Park de la ciudad de Austin, Texas, por dos fines de semana de octubre con una alineación que incluye a Stevie Nicks, Erykah Badu, Billie Eilish, Miley Cyrus, St. Vicent, Black Pumas, Phoebe Bridgers, Jon Batiste, Chet Faker y Durand Jones & The Indicators. Las entradas para el primer fin de semana se agotaron a las pocas horas de haber sido liberadas la mañana del jueves.

En un intento por regresar a la normalidad, los carteles de estos festivales parecen un poco redundantes con nombres repetidos y mientras son contadas las giras confirmadas en el corto plazo —como el regreso de Genesis a los escenarios—, el público volverá tímidamente a los foros y festivales en busca de un poco de música en vivo.

antonio.becerril@eleconomista.mx

Antonio Becerril

Coordinador de operaciones de El Economista en línea

Lee más de este autor