Ayer comenté en este espacio algunos aspectos relacionados con el contexto mundial del mercado del azúcar. En esta ocasión, abordaré algunos aspectos sobre la situación del mercado nacional

Cifras del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca) indican que la producción nacional de azúcar en el ciclo 2015/16, que concluyó en septiembre pasado, fue de 6.1 millones de toneladas (mdt).

Esta cifra es superior en 2.2% con respecto a la registrada en la zafra 2014/15. Lo anterior fue resultado de la molienda de 54.2 mdt de caña de azúcar en 50 ingenios, proveniente de 778.9 miles de hectáreas cosechadas de caña.

Por su parte, el consumo nacional registró una disminución de 5.2%, al pasar de 4.41 a 4.18 mdt.

Durante los primeros once meses del ciclo 2015/16 (datos a agosto del 2016), las exportaciones mexicanas de azúcar ascendieron a 1.08 mdt.

Lo anterior representa una disminución de 17.7% con respecto al mismo periodo del ciclo 2014/15.

Más de 90% del volumen de las exportaciones mexicanas de azúcar tiene como destino Estados Unidos.

Por su parte, las importaciones de azúcar durante el periodo referido ascendieron a 73.4 mdt, lo que representa una disminución de 32.7% a tasa anual.

De acuerdo con la información disponible, los inventarios nacionales de azúcar en agosto del 2016 se estimaron en 1.4 mdt, lo que representa un aumento de 13% con respecto al inventario final registrado en agosto del ciclo previo.

Por su parte, los precios del azúcar al mayoreo en el mercado nacional reportan tendencia al alza desde hace más de cuatro años.

En septiembre del 2016, las cotizaciones del azúcar estándar y refinada reportaron aumentos en 30.3 y 32.1% a tasa anual, para ubicarse en 14,958 y 15,991 pesos por tonelada, respectivamente.

Cabe mencionar que dichas cotizaciones se ubican en niveles máximos históricos.

En tanto, los precios al consumidor en México registraron, en ese mismo mes, incrementos a tasas anuales de 40.8 y 28.5%, para el azúcar estándar y refinada, respectivamente.

Así, el precio al consumidor de la primera fue el más alto desde diciembre del 2011, mientras que el de la segunda fue el máximo desde noviembre del 2012.

*Armando Nieto es especialista de la Subdirección de Análisis del Sector de FIRA.

[email protected]