La carne de bovino, porcino y pollo son una importante fuente de proteína para la población mundial. Su producción y consumo muestran una tendencia creciente en la última década y no parece que vaya a cambiar en el corto plazo.

La producción de carne de bovino históricamente se ha ubicado después de la carne de cerdo y la carne de pollo. En los últimos cinco años, la participación promedio en la producción ha sido de 22.8, 42.4 y 34.8%, respectivamente. La participación en el consumo es muy similar.

Durante el 2018 se produjeron en el mundo 62.2 millones de toneladas de carne de bovino en canal, y se prevé una producción de 62.6 millones de toneladas para el 2019, de acuerdo con información del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Estas cifras representan incrementos anuales de 2.5 y 0.6%, respectivamente, y ubican a la producción por tercer año consecutivo en niveles históricos. Por su parte, al cierre del 2019, los inventarios mundiales se ubicarían en su menor nivel desde el 2006, acumulando su séptimo año consecutivo con decrementos.

De la producción mundial del último año, 65.8% se obtuvo en los cinco principales productores: Estados Unidos (19.7%), Brasil (15.9%), Unión Europea (12.9%), China (10.4%) e India (6.9 por ciento). México se ubica en la octava posición, con una participación de 3.2 por ciento.

Al igual que la producción, el consumo mundial está muy concentrado. Los cinco principales consumidores participan con 64.3% del total: Estados Unidos (20.2%), Unión Europea (13.4%), China (13.1%), Brasil (13.1%) e India (4.6 por ciento). México participa con 3.1% y se ubica en la séptima posición. Se prevé que el consumo siga creciendo en el 2019 y por tercer año consecutivo se ubique en niveles récord.

De acuerdo con la FAO, el consumo per cápita mundial de carne de bovino se ubicó en 6.4 kilogramos en el 2018. Los países con el mayor consumo per cápita son Argentina (39.9 kilogramos), Estado Unidos (26.1 kilogramos) y Brasil (24.5 kilogramos).

La carne de bovino es la segunda más comercializada en el mercado internacional, después de la carne de pollo. En los últimos cinco años se ha comercializado en este mercado, en promedio, 16.4% de la producción mundial.

Brasil, India y Australia son los principales exportadores. En el año 2018, sus exportaciones representaron 21.0, 36.2 y 72.1% de su producción, respectivamente. Los principales importadores son China, Estados Unidos y Japón.

Los precios internacionales reflejan los elevados niveles de producción que se han obtenido en los años recientes y, aunque muestran una alta volatilidad, mantienen tendencia descendente y permanecen muy por debajo de los niveles que presentaron en el 2014 y el 2015.

En la segunda parte de esta nota se abordarán aspectos del mercado de la carne de bovino en México, muchos de los cuales pueden consultarse en la página de FIRA, www.fira.gob.mx, en la sección de Capacitación e Información/Estudios Económicos.

*José Antonio Juárez es especialista de la Subdirección de Análisis del Sector en FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]