En la primera parte, comentaba que el espárrago es un producto que ha incrementado su demanda a nivel mundial, debido principalmente a sus propiedades nutritivas al posicionarse en el gusto de los consumidores que demandan productos gourmet

De acuerdo con la FAO, a nivel mundial, se observa una tendencia de crecimiento del volumen de producción, de 5% promedio anual, del año 2000 al 2016. En estas cifras, México se está posicionando como uno de los principales países productores y muy cercano a Perú como entre los principales países exportadores.

Los países europeos son importantes consumidores, aunque en volumen de importaciones dominan Estados Unidos, que en el 2016 adquirió 54.4% del volumen total de importaciones mundiales (336,000 toneladas), y Canadá con 6 por ciento. El resto de países demandantes son Alemania, el Reino Unido, Holanda, Francia, Japón, Suiza, ente otros países europeos.

En México, el cultivo ha adquirido importancia medido en su crecimiento en volumen y valor de la producción, entre el 2012 y el 2016, creció a una tasa promedio anual de 16% en volumen y de 21.8% en su valor de la producción.

A nivel nacional se observan dos regiones productoras principales, en las cuales la producción se ha especializado a proveer el mercado de exportación.  Al 2016, fueron cinco estados los que prácticamente produjeron la totalidad del volumen nacional: Sonora, Baja California Norte y Sur, Guanajuato y Querétaro. Con volúmenes marginales se encuentran otros ocho estados, como, Michoacán, Sinaloa, Zacatecas y San Luis Potosí.

La balanza comercial de México es superavitaria, y ha crecido 11% en los últimos 10 años. En el 2016 se exportó 65% de la producción, mismos que tuvieron como principal destino el mercado de Estados Unidos y en menor proporción (10%) Canadá, nuevos mercados se están abriendo para el espárrago mexicano, tales como Japón.

FIRA, del 2008 a la fecha, ha otorgado créditos a la producción primaria de espárrago en créditos refaccionarios de largo plazo para instalaciones, líneas de empaque, sistemas de riego, cuartos fríos; como actividades realizadas por los productores en campo, favoreciendo su especialización al mercado de exportación.

Así, la producción de espárrago se observa dinámica tanto a nivel nacional como mundial, que ha visto la necesidad de expandirse por incremento en la demanda de productos gourmet y aumento en el consumo per cápita de países como EU, por lo que los productores mexicanos están aceptando el reto de incrementar sus rendimientos y generar un producto con las mejores normas de calidad, aplicando buenas prácticas de producción y la especialización de sus técnicas de cultivo.

*Angélica Fermoso Gómez es especialista de la Subdirección Técnica y de Redes de Valor en FIRA. La opinión es responsabilidad de la autora y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]