El espárrago en un producto de alto valor agregado, consumido principalmente en países europeos por sus propiedades nutritivas y diversos beneficios para la salud. Aunque no es producto nativo de América, comienza a arraigarse a la cultura de consumo en México, y cuenta con potencial para producirse de forma exitosa y responder a las necesidades de nuevos mercados de productos no tradicionales

El espárrago es una planta herbácea perenne originaria de Asia. La planta se adapta a diversos ambientes, como climas desérticos, mediterráneos o templados fríos.

Es considerada un cultivo sencillo, rústico y de fácil manejo, se dice que es longevo, ya que se siembra por una vez y se cosecha por años, además la experiencia en campo sugiere que el cultivo presenta pocos problemas de plagas y enfermedades.  Dentro del género, hay especies comestibles y no comestibles; las no comestibles se utilizan como plantas ornamentales por su vistoso follaje.

De las especies comestibles, a nivel mundial, hay tres variedades de espárrago: verde, blanco y morado, en México sólo se produce del tipo verde.

El espárrago es considerado un alimento gourmet y dietético, por su alto contenido de fibras, bajo contenido calórico, gran cantidad de vitaminas, cualidades depurativas y antioxidantes, entre otras.

Por sus propiedades y sabor, la demanda ha crecido de manera significativa, y en consecuencia la disponibilidad del producto en los mercados es, también, cada vez mayor.

A nivel mundial, con cifras de FAO, se observa una tendencia de crecimiento prácticamente constante del volumen de producción, del año 2000 al 2016, creció a un ritmo promedio anual de 5%, sustentado por incrementos del rendimiento cercanos a 2% en promedio.

En el 2016, los principales países productores de espárrago fueron China, con una proporción de 88% del volumen mundial, le siguieron Perú y México con 4.3 y 2.5%, respectivamente.

Entre los principales productores, México es el país que registra el mayor dinamismo en la producción, colocándose en el segundo país exportador de espárrago fresco, y acercándose cada vez más a Perú, que ha sido el principal país exportador en los últimos años.

En México, el desarrollo del cultivo muestra oportunidad de crecimiento por condiciones climáticas y la especialización de los productores mexicanos, factores indispensables para su desarrollo. En la siguiente sección comentaré el dinamismo que ha adquirido este cultivo y la producción en México.

*Angélica Fermoso Gómez es especialista de la Subdirección Técnica y de Redes de Valor en FIRA. La opinión es responsabilidad de la autora y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]