Por su capacidad instalada y por las características de las diferentes zonas de cultivo de la península de Baja California, se estima que se podría lograr una producción máxima sostenible de ostión de cultivo de aproximadamente 17,000 toneladas

Cabe señalar que la producción de estos dos estados representa 80 % de la producción total de ostión de cultivo en México.

Sin embargo, el cultivo de ostión no está exento de problemáticas que, a la vez, se convierten también en áreas de oportunidad para el desarrollo de este cultivo. El principal obstáculo de producción que presenta es la falta de insumo biológico (larva y semilla de ostión).

En las primeras décadas del cultivo, se dependía 100% del suministro de larva y semilla de ostión que se obtenía de las importaciones que se hacían de laboratorios en Estados Unidos, incluso se tiene registro de importaciones en el año del 2010 de otros países como Chile, para poder cubrir las necesidades de este insumo.

Sin embargo, en los últimos años los productores en coordinación con diferentes instituciones y dependencias de gobierno, han trabajado para poder revertir esta situación, lo que se ha logrado en cierto grado con la habilitación de laboratorios tanto en Baja California y Baja California Sur.

Otra situación que impide lograr el desarrollo máximo de producción es que se siguen utilizando tecnologías de cultivo que, a la fecha, resultan obsoletas para cubrir la demanda de producto, así como la calidad requerida por el mercado actual. Si bien ya se inició la reconversión a tecnologías y métodos de cultivos nuevos y eficientes, aún persisten las tecnologías obsoletas que frenan el potencial de producción.

FIRA, a través del Fondo de Garantía y Fomento para las Actividades Pesqueras, se encuentra trabajando con los productores para el otorgamiento de créditos de corto plazo (avío), que les permitan cubrir sus necesidades de capital de trabajo, así como créditos refaccionarios a largo plazo para la reconversión de los métodos de cultivo, adquiriendo tecnologías y equipos que permitan mejorar la productividad.

Inversiones

Actualmente se está trabajando también en el proceso de acreditación de dos laboratorios de producción de larvas y semillas de ostión en el estado de Baja California Sur.

De hecho, uno de ellos considerado uno de los mejores laboratorios de México, por su amplia experiencia y trayectoria en la producción de este importante insumo biológico.

Con estas acciones, FIRA suma sus esfuerzos a esta importante actividad primaria en la península de Baja California, contribuyendo a la diversificación de las actividades productivas en la zona rural, lo que se traduce en fuentes de trabajo y posicionando la acuicultura como una actividad de importancia estratégica para el desarrollo económico, social y regional, mediante la creación de fuentes de trabajo permanentes.

*Diego Osvaldo Vea Campa, promotor de la Residencia Estatal Baja California Sur. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.