Ni en el comercio exterior agroalimentario de Estados Unidos, las exportaciones han superado a las importaciones desde 1960. Entre el 2004 y el 2014, el valor del comercio agroalimentari o representó, en promedio, 6.5% del valor total del comercio exterior del país

En términos reales, creció a una tasa promedio anual de 6.1%, mientras que el del comercio no agroalimentario lo hizo a una tasa de 3.2 por ciento. El valor real de las exportaciones e importaciones agroalimentarias creció a tasas medias anuales de 6.9 y 5.1% respectivamente.

En el año fiscal 2014 (octubre del 2013 a septiembre del 2014), el comercio agroalimentario alcanzó un nivel máximo histórico, con exportaciones e importaciones por 152,500 y 109,200 millones de dólares respectivamente. Así, tuvo un superávit de 43,300 millones de dólares. Como destinos de las exportaciones agroalimentarias destacaron por su valor China (17.0%), Canadá (14.3%), México (12.8%), Japón (8.8%) y la Unión Europea (8.3 por ciento). Las importaciones provinieron principalmente de Canadá (20.9%), México (17.3%), la Unión Europea (17.2%), China (4.0%) y Brasil (3.4 por ciento).

A partir de 1994, cuando entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el comercio agroalimentario con Canadá y México se incrementó. En aquel año, estos países recibían 12.1 y 9.6% del valor de las exportaciones estadounidenses, menos que Japón (21.3%) y la Unión Europea (16.1%), y sus dos socios del TLCAN abastecían 19.9 y 10.7% menos que la Unión Europea (20.9 por ciento).

En el valor de las exportaciones agroalimentarias en el 2014 destacaron la soya (15.9%), el maíz (7.3%), el trigo (5.4%), otros granos forrajeros (5.2%), la carne de bovino (3.8%) y la pasta de soya (3.7 por ciento). En tanto, en el valor de las importaciones sobresalieron el café (5.5%), el vino (5.0%), el cacao y sus productos (4.3%), la carne de bovino (4%) y la cerveza (3.8 por ciento).

Para el año fiscal 2015, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) estima que el comercio agroalimentario estadounidense se reduzca 1.6% con respecto al año previo. Las exportaciones decrecerían así 7.9%, para ubicarse en 140,500 millones de dólares, su nivel más bajo desde el 2012, mientras que las importaciones crecerían 7.1% para alcanzar un récord de 117,000 millones de dólares. El superávit, de 23,500 millones de dólares sería el más bajo desde el 2009.

La fortaleza del dólar es una de las principales limitantes para el crecimiento de las exportaciones en el 2015. Algunos estudios del USDA han demostrado que en el largo plazo el crecimiento de las exportaciones agroalimentarias de Estados Unidos responde principalmente al incremento en el ingreso en sus países socios, mientras que las variaciones en los tipos de cambio son un factor fundamental en la variación de las exportaciones año con año. Por su parte, las importaciones se ven favorecidas por el crecimiento económico y el mayor poder adquisitivo que impulsa el gasto de los consumidores.

Mañana comentaré algunos aspectos relevantes del comercio agroalimentario de Estados Unidos con México.

*Darío Gaucín es especialista de Análisis del Sector en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]