La educación impartida en casa no debe dejar del lado el tema financiero. Este tipo de educación es una de las grandes herencias que se les puede dejar a los hijos para adoptar hábitos de ahorro y planeación para cualquier ilusión que se propongan en su vida.

Al hablar del tema de finanzas del hogar, siempre se ha pensado que es un tema complicado, el cual incluye términos y números que son difíciles de enseñar. Pero eso no debe ser así, dado que a través del ejemplo y hábitos se puede convertir en una tarea sencilla y divertida, pero ¿cómo lograrlo?

1. Los conceptos básicos: mostrarles tres conceptos que le permitirán entender cómo funciona el tema de las finanzas. Éstos son: ingreso (entrada de dinero), gasto (destino de dinero) y ahorro (parte del ingreso para lograr las metas).

2. La importancia del ahorro: es un pilar fundamental que permite cubrir imprevistos o lograr alcanzar las metas que cada uno se proponga. Un ejemplo para poder realizar el ejercicio del ahorro es a través de la comparación de precios del mismo producto. Al realizar esto, cada persona se permite la oportunidad de ubicar el menor precio para conseguir un mayor ahorro. Se debe ver al ahorro como un hábito positivo en la vida y no como una carga.

3. El valor del dinero: entregarles a los niños un “domingo” (cantidad fija de dinero) les mostrará cuál es la importancia del dinero. De esta manera, se pueden ir familiarizando con lo que será un sueldo. Además, podrán poner en práctica uno de los conceptos básicos: el ingreso.

4. Administrar las prioridades de las compras: existen ocasiones en que el presupuesto no alcanza para comprar todo. Por ese motivo, es importante realizar una compra planeada en la que se pueda decidir qué es necesario y qué no. Con este ejercicio, se puede aprender a administrar de una manera más efectiva el ingreso para poder cubrir los gastos y también realizar un ahorro.

5. Fijar objetivos: Para poder mostrar los beneficios del ahorro, hay que plantear con los niños objetivos de corto plazo. Es decir, cuánto dinero se va a reunir y en cuánto tiempo. Este reto permitirá a los niños aplicar los conocimientos y su administración, para poder alcanzar la meta. Una vez alcanzada la meta, en varias ocasiones, es momento de replantear el monto a obtener, pero con un mayor plazo. De esta manera, se puede atrapar el interés de los niños, a través de inculcarles los grandes beneficios que pueden obtener al tener un plan para alcanzar las metas.

6. Abrir una cuenta de ahorro: este último paso va a permitir enseñarles a los niños que el dinero que ahorren lo pueden ingresar a una institución financiera para obtener un beneficio: un interés a través de una inversión.

De esta manera, la educación financiera que se les puede ofrecer a los hijos les permitirá tener unas finanzas sanas, con buenos hábitos que permitirán alcanzar los objetivos que se planteen.

El autor es Associate Product & Market Intelligence Asset Management de BBVA Bancomer.

[email protected]