México, como la mayor parte de los países del mundo, enfrenta la pandemia del Covid-19.

Pero en nuestro país está asombrando el elevado grado de letalidad que está registrando.

La estela de muerte que está dejando en la población mexicana, está marcada por tres severas epidemias: la diabetes, la obesidad y la hipertensión.

En el caso de la diabetes, México tiene la mayor incidencia de muertes por diabetes, entre los países con más de 50 millones de habitantes.

Más allá de las virtudes o yerros de las políticas sanitarias con las que se combate en México la pandemia mundial, los expertos de distintas instituciones y organizaciones, aseguran que la elevada letalidad que se está registrando, se explica por las epidemias pre existentes en nuestro país.

Y aseguran que todas y cada una de ellas están relacionadas con el elevado consumo de azúcar e insanos hábitos alimenticios, relacionados con la “comida chatarra”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido insistente en el tema y ha dejado claro que su gobierno actuará para enfrentar los problemas de salud derivados de la obesidad y diabetes. El 18 de marzo de este año falleció en México la primera persona con Covid-19. Del día en que se contagió al día en que murió transcurrieron sólo 9 días. Padecía diabetes.

El 17 de marzo, la Concamin, presidida por Francisco Cervantes, solicitó al gobierno posponer tres años la entrada en vigor del etiquetado frontal de advertencia, con el pretexto de la pandemia del Covid-19.

El etiquetado frontal de advertencia generó una intensa batalla entre la iniciativa privada, el gobierno federal y las organizaciones empresariales.

Las secretarías de Salud, de Jorge Alcocer y el subsecretario Hugo López-Gatell, Economía, de Graciela Márquez, e instituos de salud y organizaciones civiles contra prácticamente todos los organismos privados: el Consejo Coordinador Empresarial, de Carlos Salazar, la Coparmex, de Gustavo de Hoyos, la Concamin y por supuesto ConMéxico, de Jaime Zabludowsky, entre otros. Fue una larga e intensa batalla jurídica, de cabildeo y mediática que terminaron perdiendo los representantes del sector privado.

El secretario Alcocer dijo este mismo mes, durante su participación en la 73 Asamblea Mundial de Ministros de Salud, realizada por la Organización Mundial de la Salud, que el Covid-19 desenmascaró pandemias, incluso peores que la del virus, como la obesidad, la diabetes y la hipertensión.

Ahí mismo, el responsable de la salud en México, utilizó una expresión contundente: el mundo no debe volver a la normalidad conocida.

Es posible que a partir de la entrada en vigor del Etiquetado Frontal de Advertencia, que es la primer batalla ganada frente a la industria alimentaria, vengan medidas adicionales para evitar que sigan creciendo las epidemias de la diabetes, obesidad e hipertensión.

En días pasados, la industria refresquera, representada en la ANPRAC, publicó un desplegado en el que anuncia medidas de autoregulación.

La Alianza por la Salud Alimentaria acusó que se trata de una estrategia de maquillaje para hacerse pasar por industrias preocupadas por la salud de los mexicanos cuando en realidad son responsables de las epidemias de obesidad y diabetes y del debilitamiento epidemiológico de la población frente al Covid-19.

En México, la industria alimentaria y refresquera se han opuesto a las recomendaciones para combatir la obesidad presentadas por la Organización Mundial de la Salud como el etiquetado frontal de advertencia, la regulación de alimentos en las escuelas y la publicidad dirigida a la infancia.

¿Qué viene en México después de la pandemia del Covid-19 en materia de salud pública? ¿El gobierno mexicano le apostará a cambiar la realidad preexistente? ¿Se lanzará de lleno a combatir la obesidad, la diabetes y la hipertensión y enfrentará a las poderosas industrias de alimentos procesados y refrescos? Veremos.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.