En esta segunda entrega comentaremos cómo algunas empresas parafinancieras de Sinaloa están implementando acciones encaminadas a mejorar la competitividad del negocio del maíz en un mercado de alimentos cada vez más exigente, que demanda productos sanos y de alta calidad a precios competitivos

Para lograr un mayor impacto en número de empresas, superficie y productores beneficiados, la participación de empresas parafinancieras que financian la siembra de maíz y acopian las cosechas de los productores habilitados ha sido una estrategia fundamental.

Con el apoyo de FIRA como integrante de la banca de desarrollo de la SHCP, las empresas parafinancieras de Sinaloa están operando con los intermediarios financieros del país y participando en la distribución y recuperación del financiamiento bancario, la administración de riesgos, la compra consolidada de insumos para obtener descuentos en semillas y fertilizantes y la comercialización de grandes volúmenes de cosechas al actuar como centros de acopio.

Estas acciones son muy importantes para sostener la actividad tanto de los productores de maíz como de las empresas que los están financiando; sin embargo, han sido insuficientes para pensar en un negocio sostenible en los próximos años si las cosas se continúan haciendo de la misma forma.

Con el apoyo crediticio y tecnológico de FIRA, varias empresas parafinancieras han iniciado por sí mismas la producción de microorganismos para que sus productores habilitados los apliquen al suelo a fin de hacer más eficiente el aprovechamiento de nutrientes, logrando aumentar hasta 20% el rendimiento del maíz, y recuperando gradualmente la materia orgánica en el suelo.

Adicional a ello se están financiando empresas de biotecnología especializadas en el desarrollo y producción de productos que ayudan a tener una producción de granos y alimentos más sustentable y competitiva.

Por otra parte, FIRA colabora en el financiamiento y apoyos tecnológicos a empresas como Granos de Sinaloa, SA de CV, la Asociación de Agricultores del Río Fuerte Sur de Los Mochis y la Asociación de Agricultores del Río Sinaloa Poniente de Guasave, quienes están implementando la agricultura sustentable con técnicos certificados por Cimmyt-Masagro para asesorar a su cuerpo técnico y productores de maíz en tecnologías de labranza de conservación, nutrición balanceada y el manejo del cultivo para el cuidado del suelo y agua. Con estas prácticas se pretende lograr mantener o incrementar el rendimiento por hectárea, disminuyendo costos de producción.

En una primera etapa se han realizado talleres de capacitación para empresarios de 84 parafinancieras y sus asesores técnicos de Culiacán, Guasave y Los Mochis. En la segunda etapa se formarán 25 técnicos que laboran en 20 parafinancieras, preparándolos en prácticas agronómicas más eficaces y en la tercera fase se contratará la consultoría para el acompañamiento y asesoría de los técnicos capacitados y mejorar así la rentabilidad del maíz en un 30 por ciento.

*Efraín Reyes Rodríguez y Armando Carrillo, residente y especialista Estatal de FIRA en Sinaloa. La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

acarrillo@fira.gob.mx