Nadie imaginó que el término de canción de protesta cambiaría tan radicalmente en este 2020. Pero son el cantante irlandés Van Morrison y el exvocalisita de los Stone Roses Ian Brown quienes se han encargado de darle un nuevo giro a este género que antes se utilizaba para denunciar la guerra, el racismo, la discriminación o la violencia y la injusticia en el mundo y ahora se ha convertido en el refugio para aquellos que creen que vivimos una teoría de conspiración creada en un laboratorio.

Van Morrison, quien indudablemente quedará inmortalizado en el canon de la música popular y el rock  por canciones como “Gloria”, “Caravan”, “Astral Weeks” o “Brown Eyed Girl”, ha levantado la polémica al convertirse en un nuevo vocero contra el sentido común. El cantante irlandés anunció tres nuevas canciones “que cuestionan las medidas que el gobierno [británico] ha impuesto” para combatir la pandemia del coronavirus. “No le estoy diciendo a la gente qué hacer o qué pensar, el gobierno está haciendo un gran trabajo”, fue uno de los argumentos de Morrison publicados en el comunicado de prensa donde anunció este nuevo material. Van Morrison también ha sido una de las figuras que más ha abogado por la reapertura de los foros de conciertos.  

El ministro de Salud de Irlanda del Norte, Robin Swann, tuvo que salir públicamente a regañar a Morrison en un editorial publicado en la revista Rolling Stone donde aseguraba que sus declaraciones “brindarán un gran consuelo a los teóricos de la conspiración, a las brigadas de los que usan sombreritos de papel de aluminio que emprenden una cruzada contra las mascarillas y las vacunas y piensan que esto es una conspiración mundial para eliminar las libertades”.

El cantante irlandés planea estrenar sus nuevos temas “Born To Be Free”, “As I Walked Out” y “No More Lockdown” en el Palladium de Londres, donde dará seis presentaciones, aunque Morrison tendrá que sujetarse a las medidas de distanciamiento social impuestas por el gobierno y que el foro ha enfatizado estarán implementadas para estas presentaciones.   

Ian Brown, el exvocalista de los Stone Roses, también se ha embarcado en la misma cruzada para denunciar la supuesta conspiración que existe alrededor de este virus que se ha llevado a músicos como Toots Hibbert (Toots & The Maytals), Trini López, Dave Greenfield (The Stranglers), Tony Allen, Adam Schlesinger (Fountains of Wayne), Hal Willner, Tommy DeVito (The Four Seasons), John Prine, Ellis Marsalis, Wallace Roney, Manu Dibango, Óscar Chávez, por mencionar algunos. 

Brown publicó el 17 de septiembre “Little Seed Big Tree”, una canción donde denuncia una presunta operación psicológica sobre una población hipnotizada a la que le plantarán un chip para obtener control de este supuesto “confinamiento masónico”.

En su cuenta de Twitter, el otrora líder de los Stone Roses ha pasado las últimas semanas dispersando teorías disparatadas, con citas descontextualizadas de George Orwell e ideas sin ningún fundamento para prevenir que la gente tome las medidas sugeridas por las autoridades de salud en todo el mundo. Su canción “de protesta” cierra con una cita de Bill Gates a quien acusa de ser el principal inversionista en la Organización Mundial de la Salud.

Miguel Bosé y Noel Gallagher, de Oasis, también han decidido unirse a este selecto grupo de músicos que han preferido negar la sensatez y parece que no quieren vivir en el mundo real. El cantante español ha abrazado la teoría de que el virus se propaga a través de las torres de 5G, mientras que el exvocalista de Oasis, acusa que la imposición de los cubrebocas inhibe sus propias libertades. 

La industria de los conciertos ha sido una de las industrias más devastadas por la pandemia de esta enfermedad con un nombre pequeño y los músicos seguirán sufriendo las consecuencias —como todo el resto del mundo— mientras continúe la pandemia. Nosotros tendremos que sufrir este nuevo y polémico repertorio en los próximos conciertos de estos artistas, pero nos dará una gran oportunidad para ir al baño sin perdernos las otras buenas canciones.

antonio.becerril@eleconomista.mx

Antonio Becerril

Coordinador de operaciones de El Economista en línea