En la primera parte de esta nota de análisis comenté los eventos recientes que han enfrentado los mercados financieros y que impactan en la volatilidad de precios; de igual forma, comenté sobre cómo los esquemas de coberturas anticipadas de la Aserca permiten cubrir riesgos en el sector agroalimentario con apoyos del gobierno federal.

Hoy me referiré a dos estrategias de administración de riesgos que existen en las opciones contractuales de dos componentes de los programas de la Sagarpa: el Fortalecimiento de la Cadena Productiva (Focap) de la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad, y el conocido como Agricultura por Contrato de la Aserca.

Ambos componentes ofrecen dos estrategias de administración de riesgos directamente relacionadas con la fijación de precios en los contratos de compra-venta, en donde dicha fijación puede realizarse de dos formas, la primera con el precio determinado el día de la firma del contrato de compraventa, llamada a precio fijo, y la segunda, con el precio determinado el día de la entrega del físico contratado, llamada a precio abierto.

Las opciones financieras son instrumentos financieros ofrecidos en bolsas que se establecen en contratos que permiten a su comprador un derecho, pero no así la obligación a comprar o vender bienes o valores a un precio determinado- llamado precio de ejercicio-, sino hasta una fecha determinada -llamada vencimiento-. Existen dos tipos de opciones:

  • Opción de venta (put).
  • Opción de compra (call).

La estrategia de administración de riesgos a precio fijo ofrece apoyos para que los vendedores adquieran un call y los compradores adquieran un put.

De igual forma, la estrategia de administración de riesgos a precio abierto ofrece apoyos para que los vendedores adquieran un put y los compradores adquieran un call.

Si los participantes optan por la estrategia a precio abierto, se comprometen a vender y comprar al precio que el contrato de futuros cierre el día de la entrega de físico; por lo anterior, si un productor firma el contrato el día de hoy tiene la expectativa de que el precio no sea inferior al precio actual el día de la cosecha.

Por ello, ambos componentes de los programas de la Sagarpa ofrecen apoyos para que el productor compre una opción de venta (put), por ejemplo, si el productor adquiere un put a un precio de ejercicio de 176.5 dólares/tonelada y el día de la entrega físico el precio del futuro es inferior, recibirá un beneficio al ejercer su derecho de venta (put) en la Bolsa, lo cual compensa la caída de precio (esto es sólo si técnicamente es bien calculado el número de contratos para obtener una delta = 1), manteniendo el ingreso esperado del productor en 176.4 us/t.

Sin embargo, si el precio del futuro del día de la entrega del físico sube, el productor recibirá dicho precio de manos del comprador, quien se comprometió a pagar el precio del mercado.

En el caso de FIRA, los esquemas de administración de riesgos que opera ofrecen las siguientes ventajas a productores y empresas del sector agropecuario:

  • Mayor vinculación de los esquemas de administración de riesgos y el sistema financiero.
  • Aprovechar las condiciones de precio del mercado con oportunidad.
  • Periodo más amplio para tomar coberturas en el caso de la Aserca con coberturas anticipadas y el Focap que está abierto durante todo el año.
  • Cubrir las inversiones con oportunidad, apoyadas por la banca de desarrollo.

*Ernesto Fernández Arias es titular de la Dirección Técnica de Pesca y Redes de Valor de FIRA.

[email protected]