Entre el 2009 y el 2018, la producción de carne de cerdo a nivel mundial mantuvo una tendencia creciente. No obstante, para el 2019, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) prevé que llegará a niveles de 108.5 millones de toneladas, lo que significaría un ligero decremento de 4.1% a tasa anual

De acuerdo con información del Servicio Agrícola del Exterior del USDA, 78.5% de la producción mundial de carne de cerdo se concentrará en China, la Unión Europea y Estados Unidos. Así como ocurrió en el 2018, México volverá a ocupar el noveno lugar aportando 1.3 millones de toneladas en total.

En relación al consumo mundial de carne de cerdo, éste ha crecido en los últimos años. Se estima que para el 2019 bajará en 3.8% a tasa anual, para ubicarse en 108.2 millones de toneladas. Entre los factores que han favorecido a que se reduzca el consumo destacan la presencia de la peste porcina africana, lo que ha ocasionado que el consumidor busque sustituir la carne de cerdo por otras proteínas. Nuevamente, China, la Unión Europea y Estados Unidos son los países que concentran el consumo en el mundo, con 75.4 por ciento.

Destaca el caso de China, principal productor y consumidor a nivel mundial. Para el 2019, se prevé un decremento anual en su consumo de 8.8%, ubicándolo en 50.5 millones de toneladas.

De acuerdo con estimaciones de USDA, en esta región del mundo, la ingesta de carne de cerdo ha bajado como consecuencia de los brotes de peste porcina africana, lo que ha hecho que los consumidores chinos incrementen su demanda en carne de res, además de otros tipos de proteína animal.

Respecto a la producción en China, su mercado está entrando a una etapa de descenso. Así, para el 2019 se prevé que decrezca en 10.3% con respecto al 2018. Esta industria fue severamente afectada por la peste porcina africana, ya que este país es el que tiene la mitad de la población de cerdos en el mundo, además de que casi 50% del consumo mundial se hace en esta zona del continente asiático.

Para Estados Unidos, se pronostica un aumento de la producción, la cual va en dirección contraria a lo esperado mundialmente. De acuerdo con información de USDA, para este país se estima un crecimiento anual en la producción de 3.8 por ciento.

Lo anterior se deriva de una demanda interna constante y creciente de este producto, además de menores costos en los alimentos para el ganado porcino.

Para México, se espera que la producción aumente a tasa anual en 4.1 por ciento. Así, se pronostica que nuestro país se consolidará como noveno productor a nivel mundial con una participación de 1.3% del total global.

En la segunda parte, se abordarán aspectos sobre el mercado de la carne de cerdo en México, muchos de los cuales pueden consultarse en la página de FIRA: www.fira.gob.mx, en la sección de Capacitación e Información/Estudios económicos.

*José Cuevas Valdez es especialista de la Subdirección de Investigación Económica de FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]