Existe una creciente preocupación por el bienestar de los animales. Desde esfuerzos internacionales por la conservación de especies en extinción, organizaciones civiles exigiendo detener el maltrato animal, grupos que luchan por asegurar derechos animales, y hasta producciones cinematográficas que exponen el tema

Han existido escándalos mediáticos en diferentes partes del mundo. Revisando noticias recientes encontramos un rastro en España bajo escrutinio por mentir acerca de contar con certificados de bienestar animal, compañías internacionales de ropa declarando renunciar a vender ropa de lana mohair por escándalos de maltrato animal, una compañía de automóviles alemana que se compromete a poner fin a pruebas con animales tras escándalo, y periodistas documentando crueldad contra los animales en mataderos de México, sólo por mencionar algunos ejemplos.

El público en general muestra preocupación por los animales, sus diversas causas y las consecuencias que ocasiona su maltrato.

De acuerdo con el doctor Donald Broom de la Universidad de Cambridge, las personas muestran un mayor grado de preocupación por el bienestar de las mascotas que por el de animales que son confinados en grandes números.  Ello, probablemente debido a la cercanía y convivencia con mascotas y la relativa falta de visibilidad de otros usos animales.

Sin embargo, cuantificando el bienestar animal total como el nivel de bienestar de un animal multiplicado por el número de animales y el tiempo que se observa ese nivel, obtenemos que los animales de granja son los más afectados por bajos niveles de bienestar; por encima incluso de mascotas, animales de laboratorio, de trabajo u otros.

Para establecer la importancia del bienestar animal primero debemos contar con una definición.

De acuerdo con la Organización Mundial de Sanidad Animal, el bienestar animal es la capacidad de un animal de sobrellevar las condiciones en las que vive.

Un animal se encuentra en un buen estado de bienestar si está saludable, cómodo, bien nutrido, seguro, puede expresar su comportamiento natural, y no se encuentra sufriendo por dolor, miedo o estrés.

Un buen estado de bienestar requiere prevención de enfermedades, refugio apropiado, manejo y nutrición, trato y sacrificio de una manera humanitaria.

Con respecto a la producción de alimentos de origen animal en México encontramos que, de acuerdo con información del Atlas Agroalimentario de la Sagarpa, México es el 12º productor mundial de alimentos, 11º en ganadería primaria y 17º en pesca y acuicultura.

Ocupa el 4º lugar mundial en producción de huevo, 5º en carne de ave, 6º carne de bovino, y 15º en carne de cerdo, por mencionar algunos productos.

En cuanto a comercio exterior, México exporta sus productos alimenticios principalmente a Estados Unidos. Dentro de los productos de exportación el ganado bovino y la carne de porcino se encuentran entre los productos más comercializados.

El día de mañana se brindará información acerca de los intereses que existen y la importancia que tiene el bienestar animal en la visión de productores y consumidores.

*Erick Rodríguez Maldonado es especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]