En la primera parte de esta nota se describió lo relacionado con el comportamiento de la balanza comercial agroalimentaria durante el 2015, destacando que las exportaciones mexicanas crecieron a un mayor ritmo que el la economía nacional en un entorno internacional de debilitamiento de las exportaciones

En esta entrega se analiza la sección agropecuaria de la balanza agroalimentaria que en el 2015 reportó saldo superavitario por primera vez en casi 20 años. Dentro de la clasificación de comercio exterior agropecuario, las frutas, legumbres y hortalizas, así como el ganado bovino en pie son los principales productos que México exporta; mientras que las importaciones son principalmente de granos como el maíz, la soya y el trigo, y los productos lácteos (ver tabla).

El saldo superavitario de la balanza comercial agropecuaria durante el 2015 se debe a una combinación de factores que permitieron una reducción de 9.2% en el valor de las importaciones y un aumento de 5.6% en el valor de las exportaciones. Un aspecto que ayuda a explicar la reducción de las importaciones es la tendencia a la baja en el precio de algunos de los principales productos que se importan como el trigo y la soya. Por otro lado, las exportaciones crecieron porque el comercio exterior se ha enfocado en productos en los que México cuenta con ventajas comparativas como aguacate, del jitomate y otras.

El superávit de la balanza agropecuaria continúa en el 2016. Con datos a enero, se observa que el valor de las exportaciones (1,097 millones de dólares) superó al de las importaciones (819 millones de dólares) en 277 millones de dólares, lo que representa un aumento anual de 10.1% en el superávit comercial. Las importaciones agropecuarias se redujeron en 9.8% anual durante enero. Las exportaciones de algunos productos como hortalizas frescas, mango, garbanzo, flores y frijol cfrecieron a tasa anual.

Derivado de lo anterior, se espera que el sector exportador mexicano continúe siendo un motor que impulse el crecimiento económico en el sector agropecuario, que, dicho sea de paso, ha crecido a un mayor ritmo que la economía nacional durante los últimos dos años.

*David Magaña Lemus es subdirector de Investigación Económica en FIRA.

[email protected]