Siendo la cebada el principal insumo de la industria cervecera en México, los aspectos como la transferencia de tecnología y la transmisión de información sobre las especificaciones de la calidad del producto a entregar, así como la capacitación para el adecuado manejo del cultivo, son de suma importancia para esta industria.

En el estado de Zacatecas donde se encuentra la planta de producción de cerveza más grande del mundo perteneciente a InBev-Grupo Modelo, esta empresa está buscando consolidar la integración de un esquema de desarrollo de proveedores donde la participación de entidades de fomento en el sector agroalimentario como FIRA, conjunto de fideicomisos originados en el Banco de México, pueda contribuir a impulsar el crecimiento y mejoramiento productivo de la red de valor cebada en la región.

Como antecedente, en el 2018 Grupo Modelo, en coordinación con FIRA, implementó una primera fase del esquema para capacitar a 10 organizaciones de productores en la región norte del país, ello con el propósito de fortalecer el desarrollo de sus proveedores y propiciar el empoderamiento administrativo y financiero de sus organizaciones.

El esquema, en general, tiene como finalidad mejorar los indicadores productivos y de calidad que actualmente tienen los proveedores, incrementar su rentabilidad, sus capacidades y habilidades, e identificar la problemática y necesidades de los diferentes actores de la red.

Así, se inició posteriormente la implementación de una segunda fase relacionada con el seguimiento de esa capacitación donde se apoyaron cinco organizaciones en el estado de Zacatecas y cinco en Durango, con un alcance de 700 productores y en donde FIRA participó con el pago de asesores técnicos para lograr el objetivo de incrementar la productividad, asegurar la calidad y las facilidades para la logística de entrega en los centros de acopio.

En coordinación con un equipo de consultores, se trabajó con Grupo Modelo para que sus proveedores puedan acceder al crédito, reciban educación financiera y adquieran en sus organizaciones mayores posibilidades para aprovechar los apoyos gubernamentales, inculcándoles a la vez mejores prácticas de técnicas agrícolas sustentables y sostenibles, entre las que destacan la agricultura de conservación, la siembra en hileras, el uso de sembradoras de semiprecisión, la realización de análisis de suelo, uso racional de fertilizantes y tecnificación del riego.

Dentro de las ventajas y avances de este esquema, cabe mencionar que recientemente FIRA promovió también la vinculación entre proveedores e intermediarios financieros bancarios y no bancarios con el propósito de dar a conocer necesidades de inversión y oportunidades de negocio ya identificadas, visualizando el nivel de atractividad que la red cebada representa y reconociendo la ventaja de una comercialización segura, precio determinado de origen, mitigación del riesgo a través de seguro agrícola, acompañamiento técnico, bonificación por calidad y la fortaleza de contar con una empresa tractora como Grupo Modelo que funge como retenedora del crédito que se otorgue a los proveedores.

*Carlos Torres Barrera es jefe de departamento en el CDT Villadiego de FIRA. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]