MALA LECHE

Algo hará Alpura, de Víctor Gavito, para reducir la cantidad de reclamos que tiene por los problemas derivados en la calidad y caducidad de sus productos.

Resulta que la llamada Falla de origen está creciendo tanto que ya hay alertas en los departamentos de compra de las principales cadenas de autoservicios.

En muchas ocasiones por fallas humanas, técnicas o del propio producto, se envían lotes completos en mal estado y es hasta que el cliente lo recibe y comienzan a llover las quejas cuando Alpura decide retirar el producto, pero para entonces ya la mitad no se puede recuperar porque fue entregado en diferentes puntos del país.

En comparación con otras marcas, Alpura es la única que no tiene sus productos en cuarentena , para constatar que no tengan deficiencias y si la hay, debe tirarse y es merma para la empresa.

El asunto es que entre las explicaciones que ofrece el departamento de calidad de Alpura hay una que no gusta mucho y es que tal como se producen los lácteos se envían a venta y no hay control de los lotes y sus destinos de entrega.

BLINDAJE

En Dish, de Joaquín Vargas, tienen muy clara su relación con Telmex, de Carlos Slim. Hasta presumen de que la relación de negocios entre ambas fue revisada y aceptada por el anterior organismo regulador, la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones, del siempre polémico Mony de Swaan, por lo que asumen estaría, en la práctica, blindada.

El rumor más reciente que corre en los pasillos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT,) de Gabriel Contreras, es que no es exactamente así, es decir, el aval que se pudo haber otorgado o conseguido en la anterior administración no vale en los nuevos tiempos y, en cambio, sirve de base para iniciar una nueva indagación que tiene como pretexto la publicación de los acuerdos del llamado Proyecto Alpha, un material que, en efecto, no habría sido revisado por la administración pasada.

Una de las sorpresas es que la serie de documentos, datos y diatribas no servirán para nada y la revisión será sólo una nueva polvareda. En vía de mientras, a más tardar el 9 de marzo, el IFT deberá dar a conocer los agentes dominantes que no pueden usar la señal abierta de manera gratuita.

MÁS HISPANOS

Pues ahora los que quieren poner pie en México de una manera más decidida son los hispanos de Aldesa en México, a cargo de Agustín Tejedor, y aunque ya tienen un tramo en la Autopista Siglo XXI, así como la que va de Guanajuato a San Miguel de Allende, pues ahora quieren más bien apostar a los ferrocarriles, los trenes de pasajeros son una de sus metas y hasta ahora no han desechado ninguno de los tres planteados: México-Querétaro, México-Toluca y el Transpeninsular Mérida-Riviera Maya con su posible ampliación a Cancún.

Se dice que estarían analizando las posibilidades que tienen en el plan de infraestructura 2013-2018, en donde hay carreteras por hacer como son la Tuxtla-Villaflores, Tuxpan-Tampico, Cardel-Poza Rica, Atizapán-Atlacomulco, Pachuca-Huejutla y Comitán- Frontera.

La española Aldesa desde el 2008 inició un proceso de internacionalización, primero en Europa, y luego en América Latina; Agustín Tejedor es un ingeniero madrileño que está al cargo desde el 2010 y si bien hasta ahora no han tenido tanta suerte en los proyectos del sector energético con la CFE y Pemex, consideran que con la apertura podrán mejorar su participación en el país.

SE PONE VERDE

La aseguradora global Zurich, que en México lleva Javier Rodríguez, invertirá 1,000 millones de dólares en bonos verdes, emitidos por el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional y otras instituciones de desarrollo.

Esta situación representa la mayor inversión en bonos verdes en el mundo y es una parte de la estrategia de inversión responsable de la empresa.

Este tipo de bonos financian proyectos que ayudan a mitigar el cambio climático, al tiempo que ayudan a la comunidad para adaptarse a las consecuencias del mismo.

Además de esta inversión en bonos verdes, el año pasado Zurich firmó una alianza global de cinco años con la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, para mejorar la capacidad de recuperación en comunidades con riesgo de inundaciones.

MAL REPORTE DE COMERCI

Los resultados del cuarto trimestre del 2013 fueron malos para Comerci, de Carlos González Zabalegui. La compañía abrió nueve tiendas menos de lo que anticipaban los analistas y los resultados mostraron ajustes no recurrentes relacionados con cambios a las leyes fiscales.

Afortunadamente, el precio de la acción no ha sido afectado y se espera que continúen respondiendo a los anuncios y expectativas relacionadas con opciones estratégicas.

La empresa se ha centrado en la apertura de nuevas tiendas para consumidores de mayores ingresos.

Aunque está ejecutando bien esta estrategia, se considera que los cambios fiscales impactan más a los consumidores de mayor poder adquisitivo.