En México el valor del PIB agropecuario en el 2013 fue de 407,528 millones de pesos, mientras que el PIB agroindustrial fue de 593,769 millones de pesos; es decir, 1.5% del PIB agropecuario

La creciente demanda de alimentos y de productos agrícolas con valor agregado hace necesario el desarrollo de la industria alimentaria, para lo cual se requieren las inversiones y el financiamiento.

En el país se ubican ocho clústeres, que para el caso de Nuevo León y por su importancia en cuanto a mayor oportunidad de crecimiento está el correspondiente al de los alimentos, bebidas, tabaco y confitería, que representan para dicha entidad oportunidades de negocio en el ámbito agroalimentario.

El potencial de las empresas agroindustriales en Nuevo León es alto y se pueden ubicar a las más importantes en los municipios de Monterrey, Guadalupe, San Nicolás de los Garza y Apodaca.

De acuerdo con los datos del Censo Económico 2009 del Inegi, existen en Nuevo León 3,443 empresas agroindustriales, de las cuales 2,657 (77%) son industrias alimentarias que generan 40,454 empleos con un valor agregado de 12,998 millones de pesos. La principal industria por su valor agregado corresponde al de las bebidas y el tabaco, con 240 empresas (7%) que generan 7,529 empleos y un valor agregado de 14,052 millones de pesos.

Las empresas que comprenden la industria alimentaria en Nuevo León se dedican a la producción de alimento para animales; molienda de granos y semillas; azúcar, chocolate, dulces y similares; conservación de frutas, verduras y guisos; productos lácteos; empacado y procesamiento de carnes; productos de panaderías y tortillerías; y otras industrias alimentarias. Las que mayor valor agregado generan en el estado son las de productos de panadería y tortillería, con 3,868 millones de pesos, seguidas de empacado y procesamiento de carne, con 3,204 millones de pesos.

Adicionalmente, de igual manera se destaca que la disponibilidad de materias primas para ser procesadas todo el año, la mano de obra calificada y tecnología con las que se cuenta en este estado son ventajas competitivas que permiten la comercialización en el mercado de los Estados Unidos, Canadá, Asia y otros países. Dicho sea de paso, México tiene un marco regulatorio estricto en cuanto a normas de sanidad e inocuidad que contribuye en el desarrollo y fortalecimiento de proveedores nacionales, siendo el estado de Nuevo León un polo industrial, con capacidad para concentrar la oferta, procesar y comercializar los productos.

Lo anterior deja ver las oportunidades de negocio que existen en esta entidad federativa, que a su vez implicará a las instituciones de la banca de desarrollo mayor canalización de recursos crediticios y de tecnología para contribuir a satisfacer la demanda creciente de alimentos.

*Marcos Hernández Becerra y Ariel Argueta Sánchez son especialistas de FIRA en la Residencia Estatal Nuevo León y en la Subdirección Regional de Promoción del Norte, respectivamente, y su opinión no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]

[email protected]